x

Verano

  • De vuelta

    Hola,

    ¡¡Ya estoy de vuelta!!

    ¿Qué tal fue el verano? ¿Dónde habéis estado? ¿Qué habéis hecho? ¿Qué es lo mejor que habéis comido?

    Yo estuve unos días en Portugal, visitando las desiertas playas de Comporta (por mucho que Instagram se empeñe en decir lo contrario con tantas fotos geolocalizadas por allí) e hice una escapada de fin de semana a Ginebra, a en Suiza, cambiando el agua salada por la dulce del lago, las dunas por la montaña y las paellas por la fondue. También pasé unos días de auténticas vacaciones, de esas en las que no haces nada y después lo pasas a limpio, en las que realmente descansé de todo. Pensé, paseé, me bañé, dormí siestas, comí, abracé, me dejé abrazar y repetí. Tengo muchas ganas de contároslo todo.

    Ahora toca la vuelta, las agendas nuevas, las noches de brisita soportable y los días de sol agradable del que ya no calienta. La luz más bonita del año. Los nuevos propósitos. Las ganas. La ilusión de todo lo nuevo que está por acontecer. La pena del verano que dejamos atrás con sus aventuras y sus caras morenas y sonrientes. Me preguntaba hoy por qué nos gusta tanto el verano, por qué se trata de una estación tan catártica, tan gratificante. ¿Qué droga lleva el verano que nos genera tanto mono el resto del año?

    Supongo que se trata, como tantas otras veces, de una cuestión de tiempo; porque durante el verano volvemos a pasar al aire libre días más largos, reducimos nuestra lista de responsabilidades y disfrutamos el momento. Y al final todo, se reduce a eso último, a estar presentes, conectados con lo que sentimos: los chapuzones fríos, el olor a crema solar, las distintas arenas bajo los pies descalzos, el gradual cambio de color de nuestra piel desnuda, las noches frías. Dudo que en ninguna época del año nos toquemos tanto y seamos tan conscientes del cuerpo que nos contiene y de cómo este se relaciona con el medio. Amaneceres, atardeceres, frío, calor, espacio para pensar, bailes, días largos, noches largas, permiso para viajar, para trasnochar. Permiso para recordar los veranos que pasabas de niño en familia, con amigos, con amores… Permiso para volver a serlo, aunque sólo sea unos días, en verano.

    Espero que hayáis disfrutado muchísimo. 🙂

    7 comentarios
  • Lo que me llevaría a una isla desierta

    Las vacaciones se acercan peligrosamente y yo ya sólo puedo pensar en arena, playa, los paseos, la familia, los helados y los libros que me voy a leer para recargar las pilas antes de volver al ruedo…

    lecturas veraniegas june lemon recomendaciones libros

    Un libro: me llevo de vacaciones Open, la biografía del tenista André Agassi escrita por un premio Pulitzer. Todo el mundo dice que es buenísimo, lo dice Cris, que tan acertadamente recomienda siempre. Me llevo también 84 Charing Cross, recomendado por vosotros aquí, al aclamado Stefan Zweig con Momentos Estelares de la Humanidad y continúo con Un mal nombre que es mezquino y turbio e imposible de dejar. Con mi ebook hasta el fin del mundo, of course.

    Traje de Baño de Saint Patton, foto de Pilar Hormaechea

    Traje de Baño de Saint Patton, foto de Pilar Hormaechea

    Un objeto: los trajes de baño para chicos de Saint Patton, hechos 100% en España con una poliamida de secado extra rápido y ligero, el mismo material con el que se hacen las velas de barco y con unos estampados divertidos sin ser cantosos. Un traje de baño que durará años y que además es muy cercano a mi simpatía porque conozco personalmente el cariño, la dedicación y el esmero de quien los realiza.

    cabanas no rio comporta hotel

    Hotel Cabanas no Rio en Comporta

    Un lugar: Comporta, unas playas kilométricas cercanas a Lisboa donde perderme durante unos días en la naturaleza sin mucho que hacer. Tengo necesidad de vacaciones y de reconexión, sin prisa. Eso sí, antes pasaré por Lisboa dos días y estoy abierta a todo tipo de recomendaciones de restaurantes, locales de lado y cosas que no me deba perder, siempre me sorprendéis.

    Foto de Fashion Me Now

    Foto de Fashion Me Now

    Una canción: vais a flipar, pero me ha dado por Chavela Vargas, las rancheras y los discos de Julio Iglesias en italiano y francés. En la boda que tuve en Sicilia sonaron tres canciones suyas y en el Líbano, el año pasado, lo escuchaba en la radio. Es atemporal, es divertido y es un clasicazo inmejorable para las siestas con brisa de verano, que baje dios y lo vea.

    imprescindibles-vacaciones-june-lemon

    Un propósito, porque agosto es mi nuevo enero: hacer balance de lo que ha pasado durante este año (si me dicen hace un año que ahora estaría donde estoy, no me lo creería y además pensaría que soy una suertuda, así que este año vamos bien). Pensaré donde me imagino en un año, qué cosas mejorar, qué lugares explorar, qué hobbies cultivar y procuraré entre todo esto, no pensar, que para eso estoy de vacaciones.

    ¿Qué te llevarías tú a una isla desierta? ¿A qué isla te irías?

    p.d: muchísimos pots sobre el verano para recordar.

    6 comentarios
  • Sigo viva

    New in the jukebox

    Hola! Sigo viva!! No he podido pasar por aquí esta semana porque estoy de exámenes hasta la semana que viene! Estoy haciendo un MBA y por eso tengo un poco menos de tiempo en las épocas de más exámenes y entregas pero no desaparezco nunca por mucho tiempo. 🙂
    En el calor de Madrid y ya soñando con las vacaciones y el impagable dolce far niente que me trae agosto enterito por primera vez en tres años (ventajas de ser estudiante), he hecho una lista con algunas de las cosas que estoy deseando estrenar este verano….

     

    Mi bañador de Canté Lisboa. Para empezar, cuánto me alegro de que los bañadores vuelvan a estar de moda y ya no estén reservados a las embarazadas, las abuelas o las gorditas vergonzosas. Con lo bien que sienta (y lo bien que queda en las fotos)!! Los de esta marca portuguesa son increíbles y muy diferentes. Sólo como aviso, por si queréis compraros uno, os diré que tallan MUY pequeños, que son muy brasileños y que acaban de abrir la tienda online y es un poco difícil hacer cambios de talla. Por eso es mejor no creerte que eres Kate Moss (al menos en mi caso) e ir a por una talla que estas segura de que te va a entrar (y tapar) las partes clave que se supone que cubre. 😉

     

     

    Mi cuerda de gafas es de Ribbon Spain que acepta pedidos por correo (ribbon_spain@hotmail.com) y tiene cuerdas en mil colores. Cada vez me siento un pasito más cerca de ser andaluza y también siendo sinceros, de no perder las gafas en esas barbacoas y fiestas de playa que sabes como empiezan pero no cómo acaban. 😉 También me he hecho para el verano unas Rayban personalizadas en las que puedes escoger el cristal, la forma, la patilla, la funda de las gafas y puedes añadir un mensaje. Me parece un regalaco para cualquier chico o chica que cumpla años en estas fechas. Un clásico reinventado.
    Estas sandalias de Mint and Rose llevan tentándome desde que las vi en su cuenta de Instagram. Ya he tenido unas alpargatas de esta marca antes y son realmente cómodas; así que pregunté a Berta Bernad si era cierto que estas eran tan tan tan cómodas como todo el mundo decía y me ha dicho que sí, que tienen el tamaño de tacón perfecto y que no te las quitas! Así que como son una gran alternativa a mis cuñas destrozadas y encima están al 25% de descuento en la web y pegan con todo…  🙂

     

    Ya estoy contando las horas para las vacaciones, para el sol y para la playa, para algún viajecito que otro por España y más allá. No queda nada! ¿Qué planes tenéis para verano? ¿Estáis ya de vacaciones? ¿Hay algo que estéis deseando estrenar o que no os quitéis? Me encantaría saber qué está en vuestra lista.
    p.d: hoy voy a ver Del Revés, la nueva peli de Pixar sobre los sentimientos y los valores de la que todas mis amigas me han hablado genial. Mañana os cuento pero tiene un pintón!
    p.d 2: uno de mis veranos más épicos.
    4 comentarios
  • Mi uniforme de primavera

    New in the jukebox

    Todas las fotos son de Madewell
    La campaña de verano de Madewell ilustra exactamente cómo me gustaría vestirme todo el verano. Camisas blancas sin jersey, alpargatas, sombreros, bailarinas, vestidos y monos, colores a tutti…

     

     

    Pero si hay algo que no me quito, son los petos. Me han encantado desde siempre pero desde hace dos años me he hecho con una gran colección: de lunares, de rayas, de flores, cortos, largos, de playa, de ciudad, de noche, de día… Son comodísimos (salvo para ir al baño ejem…), divertidos y me conectan con la niña de 6 años que llevo dentro. Me alegro de que se pongan de moda cosas que me han gustado siempre, así hago provisiones para cuando se dejen de llevar y ya no se puedan encontrar en ningún sitio. 🙂
    Este año me he hecho con uno vaquero que no me quito y quiero uno verde y otro negro que aún no tengo. Para saber cómo llevarlo recomiendo este artículo y NO dejéis de ver toda la campaña de Madewell. Exactamente en ese tipo de prendas pretendo pasarme todo el verano… ¡Qué ganas ya!
    ¿Hay alguna prenda que aunque se pase de moda siempre os encante? ¿Tenéis un peto? ¿Qué no os quitáis jamás? Es genial saber las manías preferencias de la gente. Yo siempre tengo camisetas de rayas, una camisa blanca, Converse y Bensimon. Se lleve lo que se lleve. Caiga quien caiga.
    p.d: cómo vestir como una parisina y más uniformes.
    6 comentarios
  • En verano también pasa

    New in the jukebox

     

    Si hay algo peor que los gripazos de invierno… Son los gripazos de verano. Llevo unos días actualizar porque he pasado unas mini vacaciones descubriendo las playas de Cádiz, que me han encantado y de las que ojalá me de tiempo a hacer un post cuando ya no esté hecha una caca y antes de empezar mi próxima aventura rumbo al… ¡invierno!
    La primera nota que tengo que hacer al respecto de este viaje es que no seáis catetas de ciudad como yo (:___) y os llevéis una rebequita. En el sur por las noches refresca y el viento sopla que no veas.

     

    Espero que estéis disfrutando de vuestras vacaciones o de estos meses de verano. Yo espero estar de vuelta en nada y menos con una nueva mini guía como la de Córdoba y la del Algarve. 🙂
    6 comentarios
  • BUEN FINDE

    New in the jukebox

    ¡Hola, agosto!

    Ahora empieza lo bueno, el calorazo, Madrid desierto… y las vacaciones para muchos. Yo aún tendré que esperar un poco para las próximas pero no me importa, porque Madrid en agosto (y a partir de las 8 de la tarde) es como estar en un pueblo bueno con todo lo mejor de la ciudad: hay siempre sitio donde aparcar, cero parquímetros, mesa en todos los restaurantes, terrazas abarrotadas de otros pringados como tú con muchas ganas de fiesta y qué se yo cuántas piscinas y planes de pantano de San Juan los fines de semana. 

    En Madrid somos así. No tendremos playa pero recursos no nos faltan tampoco. 🙂
    Esta semana estuve en El Cuartel y me pareció un buen plan. Me contó Nuria, que tiene allí sus joyitas, que las noches de sing along hay un ambientazo: compras tus entradas para ver un musical y cantas las canciones a la vez que ves la peli, te pides unos perritos calientes y te marcas una tarde estupenda por unos 15 o 20 euros! 
    También me han hablado mucho de los desayunos de Dray Martina, que por 3 euros te dan un café y unas tostadas en ese sitio tan bonito y para todos los celiacos, Celioso está preparando su propio menú de desayunos, por fin podré tomar una tostada fuera de casa ¡bieeeen! :__)

    Por último, pero no por ello menos importante, ya está a la venta la carcasa que he diseñado para Sublin y que se puede comprar aquí en una edición limitada hasta el 30 de septiembre. Muchas gracias por todo el apoyo. 🙂 

    p.d: Hola, June y la siempre, siempre útil teoría del Aguacate para todos esos amores veraniegos.

    7 comentarios