x

Reflexiones personales

  • Siete cosas que he aprendido siendo celiaca

    New in the jukebox

    Todas las fotos son mías 
    En 2010 me diagnosticaron celiaquía y desde entonces no he vuelto a tomar ni una sola miga de gluten. Todo empezó porque cuando estuve viviendo en Boston durante 6 meses empecé a encontrarme mal. Hasta entonces yo nunca había sido de comer mucho y había muchas cosas que me sentaban mal pero nunca les había dado importancia… pero allí supongo que por una sobreexposición al gluten en mi dieta o porque pasaba un momento personal complicado, mis digestiones empezaron a ser un desastre: me encontraba fatal, me daban cortes de digestión muy a menudo y tuve una anemia terrible que no se me iba con nada y me hacía estar cansada y más tristona.
    Así que volví a España y después de un rapapolvo de mi madre por no haberla avisado antes y una endoscopia descubrieron que era celiaca y desde ese día dejé de tomar gluten. He de confesar que no es tarea fácil después de una vida entera de bocatas y pizzas, galletas y cruasanes, pero a todo se acostumbra uno y más cuando la salud está en juego! Aquí van algunos de los consejos que yo he ido aprendiendo con el tiempo…

    1. Ser celiaco no es estar enfermo. Uno tiene una enfermedad hasta que se lo detectan y después sólo sigue una dieta. Con esto quiero decir que no hay que volverse locos ni sentirse desgraciados, que esto no es nada y podría ser muchísimo peor! Tómatelo como un reto personal, como la oportunidad de sacar esa fuerza de voluntad que no sabías ni que tenías. Después te aseguro que te vas a encontrar TAN BIEN que no vas a querer comer gluten jamás.
    2. Esto es para siempre. ¿Un truco para no pecar? Quizá hoy te saltes a la torera a tu estómago y a tu internista y te pimples una croqueta pero si lo piensas fríamente, esto es para siempre. Aunque te tomes una hoy, seguirá siendo un alimento prohibido mañana y todos los días después de ese. Porque una croqueta hoy no te va a curar y aunque parezca mentira, pensar que en realidad es algo que no es que no puedas tomar hoy, sino que en realidad no lo vas a poder tomar nunca, te da fuerzas para no hacerlo. Además otro pensamiento que me da fuerza aunque suene muy fuerte, es que la exposición al gluten de un celiaco puede tener diferentes consecuencias super chungas: desde cáncer de estómago, hasta esterilidad (temporal, creo) pero aún así, cuando me entran muchísimas ganas de tomarme una pizza pienso: ¿esto… o tener hijos en el futuro? Funciona

    3. Tinto de verano todo el año. Se acabó la cañita pero siempre nos quedará el tinto de verano y si no uno se pasa al copazo directamente y tan contento.
     
    4. Sólo son migas. Los celiacos debemos llevar cuidado con lo que comemos y también con lo que ha estado al lado de los alimentos que comemos, ya hay contaminación cruzada (si la ensalada lleva picos ya no vale! Quitarlos y comértela es trampa!). Pero, dicho esto, mi consejo sería no obsesionarse demasiado con el tema. Hay que evitar la contaminación, sí, pero también hay que disfrutar y socializar y salir a cenar como cualquier hijo de vecino. Para mí hay que llevar la celiaquía con naturalidad, si justo caen unas miguitas mínimas en tu plato cuando tus amigos se pasaban el pan piensa que son sólo eso… miguitas.
     
    5. La mejor forma de romper el hielo. Esto no falla, allá a donde vayas, en el momento en el que cuentas que eres celiaca tienes tema de conversación para los próximos diez minutos. Personalmente a mí esto me encanta porque te salva de todos esos primeros momentos incómodos en bodas, cenas de amigos de amigos y otros eventos en los que no sabes que decir. La conversación suele ser siempre casi idéntica y la cosa suele ir de la siguiente forma: ¿Cuándo te lo descubrieron? ¿Eres desde siempre?Aaah, bueno, pero ahora con Mercadona tienes de todo.Es que la hija del dueño es celiaca… – Uy, pues yo tengo las digestiones fatal igual soy celiaco/a, debería hacerme las pruebas… (y la próxima vez que os encontréis verás a ese mismo hipocondriaco de turno que puebla todas las mesas del plantea, comiéndose una pizza como si tal cosa, burlándose sin darse cuenta de tu triste filete sin salsa… otra vez).

     

    6. Estudia. Al principio cuando te dicen que eres celiaco estas perdidísimo, sobre qué es exactamente lo que tienes, qué es lo que puedes comer, qué diablos es el gluten… Por eso, mi consejo como celiaca es que te apuntes al menos durante un año a la asociación de celiacos de tu comunidad porque para empezar dan unas charlas de dos días en las que te resuelven dudas, te explican qué es exactamente y qué es lo que afecta, qué rutinas debe variar tu familia para que te sientas como uno más y sobre todo, cómo mantenerlo a raya.
    También te recomiendo que te estudies bien qué alimentos y bebidas puedes tomar y cuáles no. Así tienes casi todo el trabajo hecho porque una vez que sabes qué lleva gluten, qué podría llevarlo y qué no ya lo haces automático en cualquier situación. También si eres de tu asociación te mandan un libro a casa con todas las marcas de productos que están certificadas como productos sin gluten. Sobre todo al principio que estás más perdido que un pato en un garaje, es utilísimo!
    Otra cosilla que me parece clave, es hacerse análisis anuales para asegurarte de que lo estás haciendo bien y que no tienes anemia y que estás como una pera. Visitar a tu médico es clave para que te de pautas y te diga cómo estás progresando.

     

    7. Volverás a amar la comida. Yo he pasado de comer para vivir a vivir para comer. No os puedo explicar la cantidad de sabores que he descubierto a raíz de sentirme mejor, cómo disfruto ahora las comidas y cómo valoro los alimentos buenos y saludables, aquellos que no vienen de fábrica y no han sido manufacturados. Al final, es una oportunidad buenísima para comer más sano y sentirse mejor por necesidad y de verdad de una vez por todas.
    Como dirían en Españoles por el mundo, ¿volverás al gluten? Mi respuesta es un sincero y feliz NO. La celiaquía ha terminado cambiándome la vida a mejor porque he descubierto la felicidad de comer y ha mejorado mi salud que eso vale oro. No echo de menos el gluten porque además ahora hay alternativas gluten free de casi todo. A veces, lo que al principio nos parece una maldición, acaba siendo una bendición y una oportunidad para cambiar a mejor.
    Nota: esto son sólo mis opiniones personales sobre lo que a mí me funciona y me motiva con la celiaquía. En ningún caso mi opinión es experta ni pretende contradecir a médicos o especialistas! Ante cualquier duda, mi recomendación es siempre consultar a tu internista o a tu asociación para obtener una opinión especializada y hacer así lo que más se adapte a tus necesidades personales.p.d: los que son para mi los mejores sitios de Madrid sin gluten.
    p.d 2: un salmón noruego se ha colado en las páginas del periódico Expansión, si lo encuentras puedes ganar un viaje a Noruega gratis (¡¡!!). Y viajar es una oportunidad que nunca se debe dejar pasar… 😉 Una pista!

     

    16 comentarios
  • De vuelta

    New in the jukebox

    En el Gran Cañón, donde la Tierra cumplió la mitad de su vida.

     

    Ya estoy de vuelta! ¿Cómo han ido las vacaciones? ¿Habéis descansado?
    Yo he estado recorriendo algunas partes de Estados Unidos en los que cada día superaba al anterior en cuanto a cosas que hacer! He cenado entre Picassos, he visto espectáculos del Circo del Sol, he aprendido sobre la arquitectura de Frank Lloyd Wright, he recorrido enterito el Art Institute de Chicago y he visto por fin The Bean de Anish Kapoor que me hacía una ilusión increíble.
    Ha sido uno de los viajes más relajados y que más he disfrutado de mi vida (porque como buena overthinker que soy, siempre ando con alguna nube por ahí por la cabecilla, aunque no esta vez!). Pero sobre todo, he venido con muchas ganas de primavera, de hacer cosas nuevas y de seguir mejorando. Y como no, ¡de seguir estudiando! Que de eso si que me queda una buena pechada. Nada como marcharse a desconectar y reconectar con lo de dentro para coger fuerzas para el día a día de la ciudad. 🙂
    ¿Alguna determinación Semana Santera que queráis compartir? Me alegro mucho de estar de vuelta!

     

    6 comentarios
  • Cerrado por vacaciones

    New in the jukebox

     

    Me complace  mucho anunciaros que ¡me voy de vacaciones! Semana Santa es de mis épocas favoritas del años (sí, sí, ya se que también lo digo de Navidad y de verano peeeero…). Es como que al volver de Semana Santa la primavera viene cuesta abajo y sin frenos y claro, también ni que decir tiene que esta, también es una de mis épocas favoritas. 🙂
    Espero que lo paséis muy bien, que descanséis mucho, que leáis, que os alimentéis y que disfrutéis de todo y volvemos en abril con mucho más y mejor: más A Day in the life, más posts de las cosas de belleza que en mi opinión son la pera, viajes, reflexiones, planes por Madrid y cosas diferentes que alegran la vida. Muchas gracias por seguir viniendo por aquí, leeros me hace muy feliz.
    Mientras tanto, nos vemos en Instagram!
    Un abrazo gigante,
    June
    p.d: el año pasado también cerré por estas fechas.

     

    6 comentarios
  • Chorradas que te alegran el día

    New in the jukebox

     

    Hace dos semanas tuneé mi Mac con esta pegatina que imita el mármol y desde entonces (llamadme cursi) me hace más ilusión verlo y abrirlo y trabajar con él toooodo el día. A veces las cosas más tontas, te sacan la alegría de dentro y sobre todo, ¿cómo queda de molón?
    Con esta misma filosofía, he ido haciéndome con cosas bonitas que utilizo cada día y que llenan de vidilla la rutina más anodina; mi agenda de Merci que compré en París y he llenado de polaroids por detrás, un montón de bolis de colores de Muji, el estuche que me trajo mi amiga Maca también de París, la botella Bkr (que por cierto, es la pera)…
    Chorradas que te dan la vida, ¿o no?!
    ¿Cuáles son las tuyas? Me encantaría saber. 🙂
    p.d: sólo queda un día para primavera y una semana para las vacaciones de Semana Santa!! Y es viernes!! Ánimo!!! 😀
    p.d2: esto que habéis visto es lo que llevo a clase y esto, lo que llevo en mi bolso (o lo que llevaba en 2010 cuando lo escribí, iPod Nano!)
    5 comentarios
  • Un finde en Asturias

    New in the jukebox

    Todas las fotos son tomadas con mi iPhone.

    Este fin de semana me fui a recorrer un trocito de la costa asturiana donde no había estado nunca y me ha encantado. Los pueblecitos pesqueros, el clima, las playas, los acantilados, la comida…

    Cudillero
    Mi amiga Belén, que siempre me recomienda bien y bueno, me dijo de ir a Asturias a pasar un fin de semana de desconexión y ahí que me fui. Me quedé en La casona de la Paca en Cudillero que es una antigua casa indiana clásica con muchísimo encanto. La chica de recepción fue la que nos hizo todo el recorrido y no pudo ser más amable pero si algo tengo que decir de este lugar, son los desayunos caseros que preparan… Para ponerte las botas.
    ¿A que el fondo parece un croma? Pues no, es la Playa del Silencio 😉
    Recorrimos la costa de Cudillero hasta Lugo, parando en Cabo Vidio, la Playa del Silencio, Luarca y hasta la playa de las Catedrales que decían era la más bonita de Europa y ahora yo al menos puedo confirmar que desde luego es de las más bonitas que he visto. Me recordó, sin haber estado, a lo que yo imagino que serán los acantilados de los Costwolds en Inglaterra, otro viaje que tengo pendiente.
    Luarca
    Donde sí he estado y de lo que sí puedo hablar, es de los pueblecitos pesqueros de Asturias, de lo verde que es y de lo puro que es el aire. De las casitas de colores que me recordaban a un Algarve frío y el ambiente marinero que se respira.

     

    Puedo hablar también de lo bien que se come. Para mí, especialmente bien en el restaurante Cabo Vidio, donde me metí unas navajitas y unas anchoas entre pecho y espalda que fueron un escándalo.
    Qué bien se come en el Norte.
    Y como me gusta más un roadtrip que a un tonto un lápiz, me lo recorrí todo en un Smart nuevo de cuatro puertas, compacto, espacioso por dentro, monísimo y comodísimo que aguanto todo y más.
    Indispensable fotograma de baldosa hidráulica
    Ahora me queda de Cudillero hacia Cantabria que también promete y muy pronto volveré de nuevo a Asturias, pero esta vez a Oviedo a participar como ponente en Punto Mom. ¿Os veo por allí? Las entradas se pueden comprar aquí y vienen muchas más ponentes interesantes que hablarán sobre redes sociales y este mundo digital que está tan presente en nuestro día a día.
    Gracias Belén por tan buenas recomendaciones como siempre. 
    ¿Qué roadtrips tenéis en vuestra lista de deseos? ¿Cuál es el último que hicisteis? ¿Algún enamorado de Asturias en la sala? Contadme cosas en este día tan gris y tan frío. 🙂

    p.d: EL ROADTRIP con mayúsculas.

     

    14 comentarios
  • Empezar bien el día

    New in the jukebox
    Esta semana ando de exámenes y no tengo tiempo para nada. Menos mal que el viernes se acabó todo y me espera una gran recompensa. 🙂 En pleno estudio y desgaste de neuronas sin tiempo para recrearme busco los momentos de gozo en las cosas más pequeñas y tontas. En concreto, en mi ritual secreto para empezar bien el día…

     

    Un buen desayuno y Friends.
    Por casualidad empecé a ver Friends a primera hora y me di cuenta de que desde entonces me iba al trabajo de otra manera, con buen rollo. Son capítulos de 20 minutos (que para mí es la duración ideal para desconectar) y cualquier capítulo al azar te deja con buen sabor de boca. Pero lo mejor es que la mayoría de los días, soltaba una carcajada antes de las 9 de la mañana ¿con qué otras cosas en la vida se puede conseguir esto?
    Lo que desayuno cuando me creo que vivo en Pinterest
    Además para completar mi ritual, desayuno un montón de cosas buenas y me pongo como el kiko. Para empezar me tomo en ayunas un vaso de agua templada con limón que es muy bueno para el organismo y para la piel (funciona!); después me tomo un zumo con kiwi, fresa, bayas, umeboshi, plátano y polen (que es el equivalente humano a las espinacas de Popeye) y por último unas tostaditas a la española con tomate y jamón o también y desde hace poco que me he vuelto una hispter, de aguacate, limón, aceite y sésamo.
    El caso es que no hay nada como empezar el día con ganas con tu propio ritual de fuerza.
    ¿Cuál es el vuestro? ¿Desayunáis cosas buenas que recomendar? ¿Qué series os relajan?
    p.d: gente lunes y gente de viernes.
    19 comentarios