x

Seis pasos para mejorar tu CV

Consejos para tener un buen CV

Aunque no soy ninguna gurú laboral, los años de experiencia, las empresas por las que he pasado y el MBA me han enseñado unas cuantas cosas para prepararme lo mejor posible para la búsqueda de empleo. Aunque en general todos los consejos relativos a la búsqueda de trabajo parecen cosas muy obvias,  muchas veces se nos olvidan muchos de estos detalles, lo que hace que no estemos lo suficientemente bien preparados para la prueba a la que nos enfrentamos. Todas las veces que he buscado trabajo en mi vida, me he propuesto que si me rechazaban fuera porque el puesto no encajaba con mi perfil y nunca porque no hubiera hecho todo lo posible para sacar la mejor faceta de mí. Son los detalles los que pueden diferenciar un CV de otro y como a menudo recibo CVs para repasar y me doy cuenta de las faltas tan comunes que cometemos y de la mala sensación que dejan al entrevistador, os paso los trucos que con el tiempo, me han llevado a muy buenas oportunidades de trabajo:

Uno. Repasa tu CV: lo más básico de la búsqueda laboral empieza por tu CV, es tu carta de presentación, lo que te diferencia del resto de los candidatos para un puesto. Revísalo, asegúrate de que es conciso y claro, que no hay demasiado texto, ni erratas, que la información está ordenada, es correcta y que es limpio y agradable a la vista. Queremos que la persona de recursos humanos se fije en él pero sobre todo, que se lo lea y para eso tiene que estar legible, limpio y conciso. Este último punto es imprescindible, no lo quieras poner todo; para contarlo todo ya está la entrevista.

Dos. Sintetiza, dijo Winston Churchill que no hay problema pequeño o grande que no se pueda resolver en 20 minutos, pues tu CV ni te cuento. Tienes que ser capaz de sintetizar tus logros profesionales en tus anteriores trabajos en una página con una o dos frases por idea que quieras transmitir. El recursos humanos ya te preguntará más información después. Debes demostrar que eres capaz de localizar un punto de interés, de desarrollar ideas completas  de forma concisa y detectar problemas rápidamente, la síntesis es un signo de profesionalidad y un indicador de no ser un pesado del infierno ni un rollero, porque nadie quiere a esos en su equipo.

Tres. Se muy muy muy concreto porque eso te hace diferente: Céntrate en lo que te hace diferente, en los logros conseguidos y cosas muy concretas que desempeñaste, no pongas descripciones genéricas de puesto porque eso hará que seas eso, un genérico, uno más del montón. Siéntate a pensar y define en cuatro puntos para cada uno de tus puestos pasados las cosas más importantes que hiciste, describiendo en cada uno una única idea: “Gestioné la implementación del proyecto de recogida de basuras sostenible coordinando con los equipos financieros, de responsabilidad social corporativa y recursos humanos, reduciendo el nivel de residuos de la empresa un 50%”. Da datos, departamentos, marcas… Cosas concretas que te hagan diferente y que expliquen de forma implícita tu labor en gestión de proyectos, organización, análisis, coordinación de equipos, distribución de presupuestos, creación de propuestas, elaboración de campañas etc.

Cuatro. Revisa tu LinkedIn: Una vez tu CV está reducido a una concisa página y le has dedicado tiempo y cuando digo tiempo es verdadero tiempo, dañinas de repaso, correcciones, búsqueda en internet de puestos similares al tuyo para encontrar las palabras correctas, idea general de lo que pide el mercado plasmado de forma práctica en tu CV etc, estás listo para mejorar tu perfil social, es decir, LinkedIn, y comenzar tu búsqueda. Un buen perfil de LinkedIn es vital, cuida las descripciones de tus trabajos, consigue valoraciones de tus aptitudes asegurándote de que no las has puesto por poner, si no porque representar tu trabajo, comparte artículos interesantes sobre tu sector y busca a perfiles de recursos humanos de empresas que te interesen y pídeles amistad. Dicho esto, NO aceptes ni agregues a todo el mundo que se te pase por la cabeza o por la pantalla. Agrega a gente con la que tienes un vínculo profesional o un interés laboral, todo lo demás está fuera, las solicitudes irán viniendo solas. Recuerda que aquí estamos en un terreno profesional no en el instituto en el que si tienes más a amigos, eres más guay.

Cinco. Invierte dinero: ya lo dije a la hora de montar un blog, muchas veces una pequeña inversión, conlleva un gran retorno pero muchas veces preferimos la opción gratuita de las cosas. Si no eres muy creativo con tu CV, busca plantillas en Internet, que las hay de pago muy chulas, hasta dar con aquella que te define, te representa y te diferencia (yo siempre aconsejo que sea una plantilla limpia, de colores suaves y agradable a la vista, porque piensa que desconoces la persona que la va a ver y mejor apostar por algo visualmente ordenado y concreto para triunfar). Lo mismo sucede con LinkedIn Premium, si estás en búsqueda activa, NI DUDES hacerte con el mes de prueba e invertir 20 Euros en mantenerlo un mes más. Esta opción hace más visible tu perfil a los recruiters, hace que puedas enviar mensajes directos a gente de consideres interesante y te da acceso a más puestos de trabajo que te interesen pudiendo aplicar directamente desde la plataforma. Descárgate LinkedIn Jobs en el móvil y crea alertas súper sencillas de las empresas que más te interesan para que siempre estés al día de con cuánta frecuencia salen nuevos puestos y qué tipo de perfiles están buscando.

Seis. Invierte tiempo: Aquí me gustaría advertir que la búsqueda de trabajo es un trabajo en sí. Parece mentira la de amigos con los que hablo que esperan que el trabajo les caiga de un árbol por haber mandado dos CV’s! Tienes que dedicarle horas al día, revisar tu LinkedIn con frecuencia, ver las ofertas, llamar a gente en sectores o empresas que te gustan a preguntar cómo es la vida en esa empresa (nunca a pedir que metan tu CV en frío, deja que  a través de tu interés sincero, sean ellos quien te lo ofrezcan) de mucho esfuerzo en definitiva. Ve a ferias de trabajo, ve a empresas, muévete si ves que la búsqueda online no da resultados, hecha tiempo en los procesos de aplicación y ármate de paciencia porque muchas veces mandas 50, 60 cv’s y sólo te responden tres pero desde luego si sólo mandas tres y esperas a que te responda alguno… Entonces sinceramente, es que no deseas tener trabajo lo suficiente. Para tener trabajo, como para conservarlo, como para ascender en tu carrera, hay que trabajar muy duro y estar muy despierto. No envíes a puestos al tuntún, envía a puestos en los que de verdad encajes y te apetezcan, si no te estarás haciendo perder el tiempo a ti y al que tenga que revisar tu perfil para algo que no te interesa, y de repente un día, recibirás una llamada para una entrevista.

p.d: el curioso uniforme de trabajo de una publicista estadounidense.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

1 comentario

Escribe un comentario