x

Viaje a Comporta

Este verano estuve durante cuatro días recorriendo la costa del Alentejo en Portugal para llegar a Comporta, un pueblecito en mitad de la nada en el que inexplicablemente abunda la gente guapa, las tiendas de decoración y mobiliario y las playas infinitas poco masificadas de las que ya no se encuentran en ninguna costa de España. Aunque ahora mismo está lloviendo fuera y volvemos a llevar calcetines, tenía pendiente contar mi particular ruta por la zona con mis playas favoritas, el mejor arroz negro y lo que más me gustó de esa zona aún relativamente desconocida…

Sobre las playas: una de las cosas más especiales de este viaje son las playas kilométricas que recorren toda la costa del Alentejo. Las playas principales son Praia da Comporta, Praia do Pego y Praia do Carvahal. La primera es la más famosa y chic, como una especie de Formentera reducido y sin gente. Se trata todo el rato en realidad de la misma playa a diferentes alturas pero la sección de Comporta es más adulta. Después está Praia do Pego que fue mi favorita y no sabría muy bien deciros por qué; es la más tranquila de las tres, hay familias y adultos, un ambiente muy relajado, un agua cristalina y congelada… Tiene algo muy especial. Por último está Praia do Carvahal, que es más familiar pero muy bonita también, está llena de niños empezando a hacer surf con tabla y es agradable ver a las familias y pensar en los verano en los que eras niño. Nosotros estuvimos cada día en una y cada una siendo todas muy parecidas, tuvo su punto especial.

comp_jl3

Dónde dormir: Comporta es bastante virgen y los hotelitos suelen ser bastante lujosos, eco resorts y pequeñitos. Hay una zona muy cercana a las playas, llamada Troia, donde están todos los hoteles de lujo, los edificios altos y los supermercados donde hay muchas opciones de alojamiento. Desde mi punto de vista, pasar todo el día en playas tan especiales para irte después a la típica zona de edificios y asfalto es un bajón terrible por lo que yo desaconsejaría esa zona para evitar romper el encanto. Hay muchos hotelitos ecológicos integrados en la naturaleza que son una auténtica pasada y que merecen mil veces más la pena, como Cabanas do Rio, diseñadas por arquitectos en el minimalismo y las materias nobles que para mi gusto, son un verdadero lujazo. Yo me quedé en la misma carretera de Comporta, en un pueblecito del que no recuerdo el nombre con casitas bajas encaladas, en un hotel muy modesto pero correcto y asequible llamado Costa Azul. Aunque no fue un Casa Serena mereció la pena porque fue auténtico y porque estoy en un punto en el que paso de los lugares sin encanto y globalizados que se pueden encontrar en Troia, por ejemplo, pero para gustos los colores. 🙂

viajes planes en comporta

Comporta café, ¿a que es bonito?

Dónde comer: aaah… la comida en Comporta. Vaya temazo. Una de las mejores cosas de este destino es que la masificación (por muy de moda que lo hayáis visto en Instagram) es nula y prueba de ello es que en cada playa hay un máximo de dos chiringuitos y al tratarse de una costa tan larga, a nada que te alejes de ellos estás solo, como en una playa virgen, una gozada. En la playa de Comporta hay un chiringuito azul ultra fotografiable llamado Comporta Café que es perfecto para tomarse un mojito, un batido o un café pero al que yo (al menos por mi experiencia) no os recomendaría ir a comer porque están súper saturados, no hay sillas y la comida es bastante… normalita. Si vas con un presupuesto ajustado lo mejor en mi opinión es que para la playa lleves tus propias ensaladas y bocatas y te regales un mojito después de un baño. Si vas sin tener que preocuparte por el bolsillo, en esa misma playa hay dos restaurantes espectaculares: Comporta Café Restaurante y Ilha do arroz, los dos preciosos y con ambientazo.

En Praia do Pego comimos un arroz negro en Sal, el chiringuito a pie de playa de la zona que es precioso, se ve todo el mar y se come de maravilla (y la vajilla con peces dibujados era para robarla!). Aunque Comporta es súper tranquilo y no hay zonas de fiesta, a veces en Sal ponen música chill out cuando cae la tarde y te puedes quedar de copas.

Los platos del restaurante Sal

Los platos del restaurante Sal

En Praia do Carvahal comimos en el que fue mi favorito de todos: Restaurante dos Pescadores. Se trata de un chiringuito de un colectivo de pescadores en el que todo el pescado es fresco, bueno y súper bien de precio. Es menos glamuroso que los otros y mucho más de batalla pero fuimos por la noche y nos lo pasamos tan bien que tengo muy buen recuerdo.

En el interior también hay varios restaurantes interesantes. En la carretera que te lleva de una playa a otra y que atraviesa el pueblecito de Comporta está Dona Bia, mucho más local, normal de decoración pero que se come riquísimo, lo único es que hay que reservar porque siempre está lleno y otro más bonito y más romántico sería el Museu do Arroz, también muy apetecible!

En Comporta

En Comporta pueblo

Qué visitar: no se puede dejar de pasear por Comporta pueblo, es minúsculo y me recordó a las casas de Cacela Velha en el Algarve, cada una con sus marcos de diferentes colores; pero sobre todo merece la pena pasear por sus tiendas de decoración y de ropa. Es como una mini Formentera! Parece increíble que en mitad de la nada pueda haber un reducto tan chic, con muebles tan de diseño y cosas tan bonitas. Hay que entrar en todas pero sobre todo en Lavanda, una tienda de ropa, cosas de la casa y regalos en la que todo es precioso y que además tiene un barecito, Colmo Bar, que es perfecto para tomarse una curve después de las compras. Supongo que ese es parte del secreto de esta zona de Portugal, la discreción de las casa esconden auténticos casoplones en los que el lujo pasa por pasar inadvertido, por la falta de ostentación, la tranquilidad y la conexión con la naturaleza. Un lugar muy particular.

También me faltaron un par de días para explorar el Portinho da Arrábida, una reserva natural al otro lado de Comporta a la que se accede en ferri y con coche y por la que hay que perderse, pararse y explorar sus calitas sin gente. Tendré que volver a descubrirlas!

Qué llevar: al ser Atlántico, por las noches refresca un poco y siempre hay que llevar un jersey, un pantalón largo o un chal ah! y también anti-mosquitos, porque como la zona está llena de arrozales hay muchísimos. Por lo demás, lo de siempre: crema solar, chanclas, bikinis, gafas de sol y muchas ganas de desconectar y disfrutar.

En definitiva, es una escapada preciosa para unos días de desconexión en playas que aún no conocen la masificación que tenemos en casi todas las de España, un lujo tranquilo y un sitio para inspirarse y llenarse de naturaleza. Me quedo con ganas de volver antes de que se rompa este secreto a voces. Si me tuviera que quedar con algo, me quedaría con los paseos por la playa a primera hora, cuando aún la marea está baja y se puede caminar por lo llanito y con las conversaciones infinitas que nos llevaron hasta donde estamos hoy.

Muchas veces recibo preguntas sobre cómo organizo y planifico económica y culturalmente mis viajes. Para la parte económica estoy preparando un post a parte pero a la hora de planificar una vez que he escogido el destino, lo primero que hago es sacar aviones, hoteles o alojamiento para que sepamos un poco la ruta o las zonas que nos quedarán cerca y también, dependiendo del destino, saco también unos seguros de viaje porque sobre todo, cuando lo preparas con mucho tiempo y has invertido mucho dinero, merece la pena pagar un poco extra y cubrirse las espaldas en caso de cancelación, de cambio o de cualquier otro problema que pueda surgir (como los de Intermundial, por ejemplo o los que ofrecen las propias aerolíneas o agencias de viaje). En cualquier caso, podéis ver un post sobre qué meter en la maleta y consejos para viajar más cómodo y mejor allá a donde vayas y más info sobre los seguros de viaje.

¿Habéis estado? ¿Cuáles son vuestras playas favoritas del mundo? ¿Qué otros sitios me recomendáis de Portugal? ¿Y como destino para el año que viene?

Hasta que nos volvamos a ver, Verano.

p.d: otros destinos de playa con encanto son Formentera y Salina en Sicilia.

 

Guardar

11 comentarios

Escribe un comentario
  • Mi playa favorita del mundo que conozco hasta ahora es la playa de Alentejo o la de Famara, también en Portugal, más al sur de Comporta. Sueño con vivir allí en una casa bonita, hacer surf todos los días, pasear por la playa, leer en el porche, disfrutar de los míos y de mi vida slow. Ainssss, que me vengo arriba! Besos June!

    • June Lemon

      Hola Ana,
      Mmmm qué bien suena!! Me lo apunto yo también!!

  • ¡¡ Me ha encantado el post !! Ya me picaba la curiosidad sobre este lugar y con tu guía me he terminado de convencer. ¡Gracias por compartirlo!

    • June Lemon

      Me alegro! Gracias!!

  • Nos encanta Portugal! Todavía no hemos pisado un rincón de nuestro país vecino sin encanto… Este verano hemos visitado Guimaraes, una pequeña ciudad cerca de Oporto, recomendable 100% para una escapada de desconexión! 😌 En cuanto a playas… cuanto más escondidas y vacías, mejor!

    Un saludo June! Nos encanta leerte!

  • Fátima

    Que gusto leerte siempre Marina!!
    A mi me gusta mucho carrapateira (pero como máximo hasta Junio, que luego ya se masifica) y bordeira, una playa larga larga infinita.
    Tengo de allí los mejores recuerdos de un verano 😉

  • Eva

    Me encanta el Algarve portugués! Estuvimos este verano en las playas de Huelva y pasamos a Portugal,y nos recomendaron Praia Verde . Me encanto! playa inmensa, tranquila , familiar …

  • Pilar

    Hay un restaurante muy chulo que se llama “Comporta, el buen vivir” . Es muy chulo, está en Serrano. A mí siempre me había gustado ese nombre para un bar pero no tenía ni idea de dónde venía lo de Comporta… Ahora al leer tu artículo ya me queda todo claro 😉 Gracias Marina, me ha encantado!

  • ¡Qué sitio más bonito! Y con este frío, dan ganas de que llegue el buen tiempo para escaparse allí 🙂

  • Pingback: 2016 | June Lemon Jukebox