x

¡Hola, 2016!

No se me ocurre mejor día que el de la noche de Reyes para retomar el blog por primera vez en el año. Esta es mi noche favorita de todos los tiempos en la que mañana por la mañana se vive la mayor alegría, da igual cuánto tiempo pase y cuántos años tengas, es pura magia.

Estos días he oído muchísimas cosas sobre las resoluciones de año nuevo. Que si “te deseo que los problemas que tienes te duren tanto como los propósitos de año nuevo” y cosas así. Vamos, que la sabiduría popular de Internet ha venido a decirnos colectivamente que todas esas listas de propósitos son cantos al sol que se te olvidan a los dos días tras los que vuelves a ser la misma de siempre y hasta el año que viene, cuando te los vuelves a reformular con sentimiento de culpabilidad y sonrisa de pilla. Pero… no siempre es así. ¿verdad? Todos conocemos a gente que dejó de fumar en 2007 y no ha vuelto o que se puso las pilas en el gimnasio y ahora es uno de esos sanotes a los que les mola que les mires perpleja mientras corren a las 5 de la mañana a menos 3 grados. Yo misma empecé Pilates en 2014 y soy una fan incondicional hasta ahora; yo, que no había hecho deporte en mi vida. ¿Cuentan estos como retos de fin de año? Probablemente ninguno de los casos de éxito que conozco nacieran en estas fechas pero mi teoría es que esta es una fecha tan buena como cualquier otra para ponerse seria con el tema que de verdad quieres cambiar y proponértelo enserio, como ser independiente económicamente, llevar una vida más sana o empezar a meditar.Por mi parte, para este 2016 tengo muchos planes para el blog, entre ellos, un pequeño lavado de cara para que sea más bonito y más fácil de leer y también me he propuesto contestar siempre a todos los whatsapps y mensajes, en eso he mejorado muchísimo porque solía ser un desastre, pero… aún más. Contestar si-em-pre.

¿Cuáles son vuestras resoluciones de año nuevo? ¿Creéis en ellas? ¿Habéis cumplido alguna vez un propósito de fin de año? Manifestaos!

Os deseo que los Reyes os traigan muchas cosas!
Que tengáis una noche y una mañana mágicas!
Ah! Y muy feliz 2016! 🙂

 

8 comentarios

Escribe un comentario
  • Siii, es una de las noches más mágicas, para mi también! Y en cuanto a los propósitos, pues sí, he cumplido algunos, aunque siempre son de dificultad mínima, como leer más, o hacer más deporte… pero con ellos yo ya me siento mejor! Aunque sólo sea eso, ya es algo, no? Feliz año nuevo para ti también Marina, y feliz noche de Reyes!

    • Claro que sí! La satisfacción de llevar algo a cabo es impagable! Un besito Blanca!

  • Yo ya desistí hace tiempo de hacerme propósitos porque al final no los cumplía… Así que nada, a intentar ser feliz 🙂
    ¡Besotes y feliz año nuevo!

  • Pues mi primer propósito del año ha sido convertir mis propósitos en planes. Fíjate que cosa más tonta, pero para mí los propósitos implican satisfacción cuando se cumplen, cuando se terminan, en cambio tengo la sensación de que con los planes de lo que se disfruta es del proceso, del camino, y eso me gusta mucho más.
    A lo que sí que no renuncio es a las listas, que también soy fan. Tengo listas con planes para el blog, para mi armario, para mi estilo, para mis lecturas (en las que sabes que cuento con tus recomendaciones), para mis futuros viajes, para mis… En fin para todo! FELIZ 2016, June Lemon! Disfruta de este día mágico, en el que todos volvemos a ser niños! Besazo!

  • Yo todavía no he hecho mi lista de propósitos para este nuevo año, bueno alguno sí pero he de reconocer que del año anterior cumplí bastantes, así que me siento orgullosa de mi misma 😉