x

Hola, septiembre

New in the jukebox

Foto de Chalk White Arrow
Septiembre ha sido de siempre el de los nuevos propósitos. Como en enero, dos veces al año necesitamos de unas vacaciones y receso en lo personal y profesional para ver claramente lo que nos gustaría de nosotros mismos para este próximo año escolar.
En mi lista aparecen deberes y placeres de todo tipo. En primer lugar, mi propósito número uno es el de encontrar trabajo que a su vez, es un trabajo en sí mismo. Cartas de motivación, búsquedas de puestos de empleo, puesta a punto de currículums y LinkedIn, llamadas a todo el que conozca en cierta industria, seminarios y por supuesto, las consiguientes preguntas existenciales: ¿a qué quiero dedicarme?, ¿qué industria me motiva?, ¿por qué?, ¿qué me apasiona?, ¿dónde me veo en cinco años?, ¿qué tipo de profesional soy y quiero ser? Como veis, tirado. Aunque, por si a alguien le interesa, lo que más me apasiona es escribir y si los ojos de algún lector se detienen en estas frases y se dedica en la industria editorial, con muchísimo gusto le mando mi cv y me ofrecería a una entrevista. Este blog me ha traído infinidad de cosas buenas así que… quién sabe.
A la búsqueda de trabajo, le sigue el sacar tiempo para la lectura, también en invierno, de los libros y los blogs que me inspiran cada día. Ahora mismo mi mesilla está llena de feminismo, (¿no dicen que han vuelto los setenta?), Nora Ephron, Gloria Steinem y Anne Lammott por mencionar algunas. El objetivo es comprender mejor las teorías que dicen que la revolución igualitaria de la mujer no reside ya en el cambio político sino en la confianza interior que invite a la denuncia y al cambio de perspectiva ya no sólo social, sino de una misma como individuo. Hablaré mucho más de eso por aquí a medida que vaya aprendiendo. Creo que es un momento genial en la historia de España y medio mundo para ser una mujer. 🙂
Continúo por un propósito clásico de dieta sana y ejercicio. Más ejercicio. Porque yo soy de esas locas conversas que juran por el Pilates que ha cambiado mi cuerpo y liberado mi atiborrada mente al menos 45 minutos dos días a la semana. Ahora lo voy a combinar con algo más de cardio, para ver si también puedo poner este músculo en blanco unas horas y seguir avanzando en mi aún un poco flojilla filosofía del somos lo que comemos.
Hay también entre mis puntos una lista de la compra frívola de artículos que me encantaría poseer de cara a esta nueva temporada en la que se lleva todo. En esta era post-tendencia en la que vivimos, donde la moda ya no la dictan los modistos de París ni las revistas de moda, sino Pinterest e Instagram y Zara y básicamente se lleva todo y por tanto no se lleva nada, puedes ir como te de la gana. También he reflexionado mucho sobre la identidad a través de nuestra ropa, sobre el fenómeno de “comprar exactamente lo que veo en Instagram” y sobre cómo han cambiado las cuestiones de estilo, que ya no pasan por la inspiración del individuo que lo lleva o por el mensaje que reitera algo más de quién eres y de lo que quieres transmitir.
Y hay propósitos que nunca mueren, como seguir leyendo las inteligentísimas crónicas de Leandra Medine en Man Repeller, que siempre te dejan pensando y con la sensación de que has ganado. ¿Se puede recompensar más al lector como escritor que con esa satisfacción? Artículos sobre la identidad, el tiempo en que vivimos, la celebración del individualismo y el humor como lubricante de la realidad que a mí me invitan a seguir escribiendo y explorando quién soy y a dónde voy (por lo visto, este es mi otoño más existencialista).
Por último, incluí también algunos de esos propósitos bien intencionados que surgen de un cálculo torpe de mi tiempo disponible y que por tanto, pocas veces encontraré el momento para llevar a cabo. Como, por ejemplo, ir a todos los museos de Madrid, conocer por fin el parque del Capricho o ir al teatro una vez al mes. Estos propósitos no corren prisa, se irán representando en huecos extraños y días de aburrimiento en los que retome la lista de cosas que siempre quise hacer y ahí poco a poco encontrarán su sitio, este septiembre, este otoño o en el próximo verano de 2017. El caso es tener siempre una bala en la recámara que nos recuerde que siempre tuvimos una motivación pendiente y que aún podemos complacer.
p.d: ha habido muuuchos Septiembres en June Lemon y me alegra ver que todos han estado llenos de propósitos 🙂 Aquí van algunos: cuando vivía en Boston, el del año pasado o ese en el que Kinfolk hacía los vídeos más bonitos del planeta y que me recordaban a un leñador que conozco (allá por la época en la que mi madre no sabía lo que significaba la palabra hispter).
p.d 2: releyendo mi blog, me doy cuenta que ya he estado en este estado perdido antes y de que tenemos todo el tiempo del mundo.

23 comentarios

Escribe un comentario
  • Qué buen post, Marina.
    Es un gustazo siempre leerte, me encantaría algún día oírte reflexionar "en directo".
    Yo también estoy muy contenta con Pilates, cuando empecé a notar más flexibilidad (soy de madera como Pinocho) me puse contentísima.
    Quiero añadir a los dos días de Pilates uno de zumba. Que Dios nos pille confesados a mí y a las pobres incautas que estén a mi alrededor.
    Suerte con la búsqueda de trabajo.
    Un besito grande.

  • Me quedo con la frase

    "El caso es tener siempre una bala en la recámara que nos recuerde que siempre tuvimos una motivación pendiente y que aún puedes complacer"

    yo soy igual… y creo que eso justamente es vida!

    besos! tenemos que quedar! te tengo que dar eso! cuando vuelva de viaje te digo

  • Me encuentro en el mismo punto que tu Marina, búsqueda activa con la crisis existencial que eso conlleva…¿qué me gusta? ¿qué puedo encontrar? ¿cómo me veo en 5 años? Y además, llena de nuevos propósitos como hacer un curso de cerámica y por supuesto, dieta y ejercicio 😉 Feliz vuelta guapa!

  • June, me ha encantado este post; ese "sentarse con uno mismo" a volver a organizarse y empezar. No creo que estés muy perdida, pero te invito a leer este post y a, sobre todo, ver el video al final. Espero que te de ese chute de energía que me da a mí cada vez que lo veo. http://paukf.com/trabajar-jugando-work-play/

  • Good luck on the job hunt! I'm doing the same thing right now. Here's hoping we both find something we love soon!

    • Thank you Em!! Hope you find a great job soon too!!! We are together in this! 😉

  • Mucha suerte con esta búsqueda de trabajo, seguro que encuentras algo muy pronto 🙂
    Yo tengo muchos buenos propósitos, y este curso quiero organizarme mejor para poder cumplir al menos con algunos de ellos 😉
    Bss

  • Anónimo

    Me encanta como escribes asi que te deseo que encuentres algo relacionado. Desde que te descubrí me gusta mucho leerte, la verdad es que me sorprendió tu juventud. Ya me gustaría a mi haber tenido la madurez que tienes a tu edad. Mucha suerte, pero no te conformes con cualquier cosa porque tu vales un montón.

  • Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho el diseño. Te encontré en twitter y me llamo mucho la atención el diseño con el limón. Estaré atenta a próximos post. La foto que elegiste es perfecta. ¡Qué todo te vaya bien!
    Te invito a pasar por mi blog 🙂

  • Anónimo

    Ojalá tengas suerte y algún día puedas editar un libro, si yo pudiera, de buen gusto lo financiaba. Un lujo poder leerte Marina!!! Adoro estas reflexiones tuyas, me hacen reflexionar a mí y plantearme muchas cosas. Te animo con eso de la dieta sana, sienta fenomenal.
    Un beso guapa, nea.

  • Mi lista de propósitos también es larga y abundante jajaja

    y de escritora a escritora… No te ofendas si te digo que "si no" y "sino" tienen significados diferentes…. Y los empleas mal… Échale un vistazo, xq en esta entrada has puesto dos separados cuando tendrías que haberlos escrito juntos. Son pequeños detalles que harán que tu blog brille mas!

    Un abrazo

    • Hola Aba! Muchas gracias por el apunte, lo cierto es que si no y sino se me resisten constantemente! Voy ahora mismo a revisar el texto y espero que notes la mejora en próximos escritos. 😉

  • Hola June. Entro mil veces en tu blog, bien para ver si has actualizado o bien para descubrir posts nuevos. Eres, para mí, realmente especial y ni siquiera te conozco. Que esto no te asuste, es sólo porque me veo identificada contigo en muchos aspectos y creo que en la vida "real" seríamos buenas amigas. Qué guay tenerte, al menos como blogger. No dejes nunca esto porque, aunque no te des cuenta, alegras la vida de mucha gente. Gracias por mucho.

    • Muchísimas gracias Anouk, no sabes qué ilusión me puede hacer que alguien me diga esto. 🙂 Un abrazo grande!

  • Por cierto, me recuerdas un poco a la modelo Nadja Bender.

  • Cristina

    Pues si, Septiembre es tiempo de nuevos propósitos, de hacer muchas listas de cosas por hacer o sueños por cumplir y de ponerse nuevas metas,…

    Para mi esta siendo un tiempo de reflexión, para averiguar lo que realmente quiero, y de estudiar la forma de conseguirlo, y como compatibilizarlo con la familia y el trabajo.

    Así que me he puesto a responder algunas de las preguntas que hace Nuria Pérez en su web Sparksandrockets (lo descubrí hace unos meses y estoy tan engachada como al tuyo)
    http://www.sparksandrockets.net/es/working-time/4029/7-preguntas-para-saber-que-camino-has-de-escoger/

    Me encanta tu blog, tu forma de escribir y las cosas sobre las que escribes.

    Un abrazo

  • Pingback: Los cinco mejores libros de autoayuda | June Lemon Jukebox