x

Sobre la autenticidad

New in the jukebox

¿Alguna vez has preguntado a quien te quiere cuál es el momento en el que más guapa o guapo estás? Si le preguntaras a tu pareja, a tu madre o a tu padre, probablemente te traigan a la cabeza una situación que tú ni si recuerdas, de la que tú ni siquiera eres consciente. La forma de inclinar la cabeza cuando te ríes, cuando estás concentrada leyendo, cuando te emocionaste tanto al ver salir a tu abuela salir del hospital… Allí donde tú “no hacías nada” otros veían amor, compasión, devoción, concentración, emoción. Probablemente ninguno se acuerde mucho de lo que llevabas puesto o de “aquella fiesta”, probablemente sean momentos en los que tú no estabas mirando, en los que tú simplemente estabas siendo tú. Estabas sintiendo, estabas en tu salsa, estabas siendo auténtica.
Y es que por mucho que lo intentemos al final son esos momentos de pura espontaneidad que salen del alma los que llenan los corazones de los que más te quieren. Los chistes que hiciste, cuando te lanzaste y cantaste a cappella, cuando no vas de nada, cuando eres tú. La actitud, la autenticidad tan esquiva e intermitente en el día a día, termina siendo la que más guapos nos hace porque es lo que hacemos cargados de intención y creamos una energía que se trasmite y se palpa entre los que te conocen y los que no.

 

Muchas veces son los ojos ajenos los que nos ven con más claridad que los nuestros propios. Muchas otras veces, ni siquiera retuvimos esos momentos de lucidez en nuestra memoria porque estábamos muy ocupados haciendo lo que nos salía de dentro. Que no se nos olvide nunca que lo mejor de nosotros no depende de nuestro aspecto, si no de quienes somos y si alguna vez nos olvidamos, sólo hay que volver a preguntar.

 

^^^^
Esto forma parte de una colaboración con los champús Original Remedies, que me han propuesto hablar libremente de lo que es para mí, la autenticidad. Original Remedies es la nueva gama capilar de Garnier que utiliza ingredientes naturales, sin parabenos, para volver a los orígenes del cuidado de nuestro pelo y abrazar la filosofía de que menos es más y que cuanto más auténtico mejor. 🙂 Podéis encontrar más información en El Poder de lo Auténtico.
Además! Si dejas un comentario aquí en el blog o en su web contando qué es lo auténtico para ti de verdad puedes ganar un abastecimiento de Original Remedies  para todo un año! Lo cual no viene nada mal!
p.d: sobre mejorar.

13 comentarios

Escribe un comentario
  • Nata

    ! Me encanta este post ! Hoy tuve una pesadilla, y me levanté un poco triste… soné que mis amigos de Erasmus y yo volvíamos a estar en la misma ciudad, pero no lo sabíamos hasta casi el final de la estancia…..
    Para mi, como bien dices, lo auténtico es lo espontaneo y lo natural, cuando hay confianza y uno puede no fingir, porque lo que hay, ya lo sabe todo el mundo, y le gusta 🙂

  • Para mí ser auténtico es ser uno mismo siempre y estés con quien estés. Como tú bien dices, es cuando estás siendo tú cuando mejor te sientes por dentro y por fuera.

  • Lo auténtico: la sonrisa franca, el guiño quejo está preparado, el bostezo al caer el día , el primer trago de tu cerveza ( ese profundo que te deja el bigote pintado de espuma) , los abrazos en las llegadas y en las partidas, el café relajado de un jueves cualquiera, el "ta te lo dije" de tu madre (siempre tan auténtico ), las empanadillas de tu amiga Elvira, esa canción memorable en tu iPod sonando un día por sorpresa, el helado de nata, las huellas en la arena del parque, del mar, en la nieve, en las aceras después de pisar un charco … (Las huellas) ,las lagrimas saladas de un desengaño , las miradas cruzándose a través de un Cosmopolitan, tu mirada en las nubes , perdida, soñando … Infinitamente ,lo auténtico esta en todas las cosas que hoy son verdad.

  • Bárbara

    Qué genial.

    La autenticidad para mi es un valor muy clave, es más allá de ser tu mismo en determinados momentos del día, es aquella persona que sin darse cuenta, no tiene miedos del 'qué dirán'. Es esa persona que la veas a la hora que la veas, el día que sea, con lo que lleve puesto, transmite esa sensación de: pero es que es ella/el mismo en su totalidad.
    Eso es auténtico, lo demás, son alumnos de la autenticidad.

    Barbarina

  • Muy bueno el post!
    Autentico es ser fiel a ti mismo, a tus pasiones y a tus ideales. Cuando damos rienda suelta a éstas y no pensamos en el que dirán.
    Simplemente, cuando la opinión del resto, no nos bloquea.
    Patricia

  • Anónimo

    Es bonito el post pero la publicidad lo desentona 🙁

  • Anónimo

    que pesaditas sois con las frases en inglés

  • Gran post! y gran verdad!
    Cuando eres autentico, eres tú mismo y sientes calma y gratitud!
    La autenticidad está en el alma, pero ¿cuando eres tú? …para mi cuando desarrollas tú talento ( " todos hemos nacido con un talento en el alma" ) y cuando lo desarrollas y los entregas a los demás, te olvidas de dónde estas, te olvidas del tiempo , incluso de ti mismo.. lo mejor es que te sientes genial!.
    Gracias June

  • Eres auténtico cuando te descubres a ti mismo. A veces cuesta hacerlo pero cuando llega ese día, te das cuenta de todas las tonterías que has hecho por y para los demás, y empiezas a ser tú mismo. Pero ese tú para ti, el que ríe y llora cuando quiere, el que disfruta y al final del día descansa tranquilo. Ser auténtico es vivir el armonía contigo mismo y valorar cada día como un regalo. El regalo de la vida. Cuando descubres esa forma de vivir todo es más llevadero…

  • Puf, es muy difícil definir qué es ser auténtico sin copiar todos los comentarios anteriores… Ser auténtico es ser tú, con tus cosas buenas y malas, con tus decisiones y tus circunstancias… Ser auténtico es todo lo que siempre has querido ser y siempre has sido.
    Muy buen post Marina!

  • Ser auténtico es escuchar a Luis Miguel en la cocina con la ventana del patio de luces abierta sin importarte lo que los vecinos piensen.

  • miriam

    Lo auténtico es colocar la cámara, poner el temporizador, juntarnos mucho todas las amigas, esperar a que se haga la foto, ver que pasa, ir a ver y descubrir que estaba en modo vídeo y vernos posar inmóviles sonriendo sin pestañear.