x

Sobre la cultura del like

New in the jukebox

 

Desde hace un tiempo, todos los restaurantes nuevos que abren en Madrid son exactamente iguales: mesas de madera, ramitas en jarrones diminutos, letras de bombillas gigantes, tartar de aguacate y salmón… Lo mismo de siempre y esto me dio que pensar. ¿Cuándo se nos acabó la inspiración y la originalidad?
Creo que parte del problema viene de que parece que todos vamos a inspirarnos a los mismos sitios: Pinterest, Instagram… Siempre las mismas fotos de estilo escandinavo, chicas con cuerpazo, accesorios, playas, desayunos y sandías. Nos hemos creado una prisión estética de la que parece que no somos capaces de escapar. Ni nos dejan. Porque ahora Pinterest e Instagram reconocen el tipo de imágenes a las que das like o guardas en tus carpetas y por tanto, te propone imágenes similares para que sigas dando más likes y pases más tiempo en la plataforma alimentando más carpetas de lo mismo.
Incluso, cuando te sales de la cultura del like, la propia comunidad te penaliza. Estamos tan acostumbrados al tipo de contenido que queremos recibir a través de la redes sociales que muchas veces cuando algo se sale de lo habitual, tiene muy poca cabida. Porque reconozcámoslo aunque no lo queramos admitir, alguien tiene que estar dando a me gusta a todas esas fotos de macarrons y modelitos, a todos esos selfies, a todas esas piñas e ignorando todas esas fotos más conceptuales o diferentes. Sin likes es difícil hacerte ver y entonces la plataforma pierde parte de ese encanto amplificador para el usuario, de esa promesa de tierra de sueños cumplidos en la que cualquiera puede llegar a lo más alto con el reconocimiento de la comunidad y un contenido original. Y todo esto mata un poco la creatividad de la plataforma.
Antes, para inspirarte a la hora de hacer un proyecto nuevo acudías a Pinterest pero ahora todos estamos ahí cogiendo ideas, las mismas ideas. Y esto hacen que sea cada vez más difícil encontrar contenido verdaderamente sorprendente o inspirador y cada vez más fácil encontrar más de lo de siempre. ¿Tendremos que volver a los libros y las revistas a buscar el anti-Pinterest? ¿Abrirán algún bar en 2015 sin un tinte escandinavo? ¿Dónde quedó el sentimiento de desmarcarse de la masa? ¿Está todo inventado ya? No lo creo. Tendremos que seguir buscando y cuestionando lo de siempre.
p.d: sobre encontrar lo que te gusta, sobre el odio, sobre el Camino

21 comentarios

Escribe un comentario
  • Opino lo mismo que tú!! Mi casa de escandinava no tiene nada y las fotos menos.. y es cierto que me he llegado un punto hasta 'agobiar' en el sentido de que un like se le da a lo blanco impoluto… a lo ordenado… Dónde está la improvisación? Lo original? Lo de verdad?.
    A mi me encantaría que volviésemos más a eso… a lo verdadero. A los niños con mocos, casas 'ordenadas-desordenadas', a los platos de comida terminados… A todo eso…

    Por cierto soy fan absoluta y tu admiradora, me gusta todo lo que pones y cómo lo escribes… Eres inspiración! 🙂

  • Tienes toda la razón, yo he hecho la prueba en IG: dos fotos de dos restaurantes, uno con decoración provenzal tipo Pinterest y otro antiguo del Madrid más castizo. Los likes se los lleva el primero mientras que mi paladar se sintió más a gusto en el segundo…

  • Tienes razón en todo lo que dices. Pero las tendencias son así, y cuando triunfan se vuelven impostadas y poco originales porque todo el mundo las sigue. Aunque, francamente, por primera vez en mi vida impera una moda que realmente me gusta. Así que espero que dure muuucho tiempo.

  • Pat

    ¡Cómo me gusta que alguien se haya dado cuenta! Yo ni le doy al like ni al no like, no estoy en FB, ni en IG ni en nada de eso. Además ya no sé si las cosas me gustan o no, me pasa como a Ana, lo escandinavo y simple me ha gustado siempre, pero ahora ya me satura. Estoy harta de menús en pizarras escritos con letras cuquis, de casas con toques pastel o/y blancas impolutas (y aburridísimas), de gente que se fotografía (y peor, que lo enseña) los pies o la tartita que se va a comer, con un par de migas para que parezca más "real". Vale que es todo muy mono, pero la novedad pasó y ahora es todo igual y uniforme! Qué agobio!

  • Gran reflexión! Creo que la respuesta está en nosotros mismos, en ser capaces de mirar más allá, buscar la inspiración en aquel libro que nos marcó, en vivir más el día a día que ser esclavos de Pinterest….
    Aunque me confieso adicta, también desde hace meses lo uso sólo para búsquedas muy concretas.
    De nuevo, enhorabuena!

  • No te acabes nunca! Soy la chica a la que amenizabas las horas de estudio. Gracias otra vez.

  • la verdad es que el pasado fin de semana le comentaba a una amiga con la que suelo salir a cenara a sitios nuevos por Madrid QUE TODOS LOS RESTAURANTES QUE HAN ABIERTO EN 2014-2015 SON IGUALES, son clones tanto en su decoración como en el menú. Y los hay que se ponen de moda sin ofrecer calidad minima.
    Hemos decidido volver al origen, a las tascas de Madrid de toda la vida , con camareros con chaqueta blanca y paredes alicatadas con anuncios de SOBERANO o Fino Quinta, asi por lo menos se nos quitará esa sensación de estar viviendo el día de la marmota.
    Con respecto a las redes sociales en menos de un he pasado a tener de todo(FB, IG, TW, P) a no tener nada ….no comparto fotos ni cotilleo, para estar al día he seleccionado una serie de blogs que a mi entender son de calidad y ofrecen un contenido variado para más o menos estar en el mundo y todo el tiempo que invertía en las redes sociales lo estoy inviertiendo en la lectura de novelas , tratados, revistas, articulos, etc donde alimento mi cerebro imaginandome los escenarios que en ellos se decriben.
    Como siempre te agradezco que compartas palabras tan sabias en vez "de tartitas de zanahoria" y te felicito por tu impecable trabajo.

    • Muchas gracias Maria! Qué valiente al haber dejado todas las redes, a mí me siguen pareciendo muy interesantes pese a que sea muchas veces más de lo de siempre pero he lanzado esta reflexión porque sobre todo a la hora de buscar aires realmente frescos en estas redes diseñadas de por sí para que te reafirmes en tus gustos, es cada vez más complicado. Son imágenes muy bonitas pero al final, más de lo de siempre.

      Cómo me alegro de estar entre los blogs que todavía lees. 😉

      Un abrazo!

  • No sabes lo que me alegra que alguien en este mundo tan "pinterest" opine así. Las modas consiguen hacer que te hartes de lo que te gustaba. "Lo poco gusta y lo mucho cansa", el refranero español tiene para todo. El único consuelo que me queda, es que sólo lo bueno permanece, y lo demás, tendrá que seguir buscando su sitio "de verdad". Veremos donde quedan muchos de esos restaurantes dentro de un par de años, o las preciosas fotos de todo blanco, perfectamente medidas y pensadas…. a mi las que más me gustan los las fotos de "que parezca que me pillas sonriendo mientras miro para abajo", pero en realidad se han tardado dos horas para dicha foto. ¡Sigue aportando frescura a este mundo por favor!
    Un besito. Cris

  • Anónimo

    Muy acertada la reflexión Marina, y por lo que veo muy compartida también. Estoy de acuerdo con todo lo que habéis dicho. Tanta "perfección de mentira" cansa e incluso agobia. Yo he hecho lo mismo que comenta una chica por ahí arriba, he seleccionado ciertos blogs que verdaderamente me producen alguna sensación y el resto los he eliminado de mi lista y de mi vida. Y sabes qué??? Que me siento como más tranquila y relajada, y es que, ya no tengo tantas "necesidades"
    Un besote guapa y feliz finde, nea.

  • Cuánta razón tienes, llega un momento que cansa tanto "bonitismo", auándo lo bonito está en la diferencia, salirse de lo standard, lo bueno es coger una idea de allí otra de allá y hacer algo original, que por otro lado es taaaan difícil!

  • me ha gustado muchísimo tu reflexión, Marina. creo que siempre habrá tendencias en todos los ámbitos, y me parece perfecto, lo que a mí me ha "preocupado" alguna vez es dónde queda la autenticidad. creo que habría más riqueza y creatividad y originalidad si cada uno compartiera imágenes o fotos o lo que sea, de lo que le mueve realmente, de lo que le conecta con él mismo. inspirarse en las tendencias está perfecto pero, hazlas tuyas (y lo digo sabiendo que tengo que aplicarme el cuento, también). por este motivo me gusta tanto tu blog y tu IG, porque transmite muchísima autenticidad. un besazo y buen finde!

    • A mí también me pasa, hay mucha insta – presión aunque suene rarísimo decirlo! Lo importante en mi opinión publiques lo que publiques, es que vivas para ti y no para los demás, que te sientas plena con la vida real que llevas y como espectadora, que seas capaz de entender con juicio crítico las imágenes que ves. 🙂 un besote!

  • T he leído detenidamente (pues me gusta hacerlo así, a veces hasta lo tengo que volver a leer) y que quieres que te diga … es lo que hay, todos los blog que sigo son muy afines, quizás también por eso los leo (iguales fotos, tendencias, platos, joyas, zapatos y así un montón de cosas) a mi personalmente me gustan y mucho, que si que se repiten, pero…. son épocas, no os acordáis hace años la ensalada con queso de rulo de cabra (la primera vez me encanto, ahora lo detesto en todos los sitios, lugares y es que todo con demasía llega a saturar, por eso quiero y espero que esto no ocurra pues aunque tod@s hablen y hagan lo mismo, todo se ve del color del cristal con que se mire y yo lo quiero ver bonito, todo muy bonito, gracias.

  • Anda que no me planteé esto que dices cuando decidí abrir mi blog sobre decoración. Todos los blogs que leía y que tenían tropecientos mil seguidores eran sobre estilo escandinavo y boho, y yo pensaba pues si eso le gusta a todo el mundo ¿quien me iba a leer a mí que mi blog iba a ser de estilo industrial?.
    Creo que mucha gente se deja llevar por las modas, o por lo que continuamente nos están metiendo por los ojos, yo me niego a pensar que todo esté inventado ya, de hecho, siempre que he pensado eso a los poco días me he sorprendido con algo nuevo.
    Me ha encanado tu reflexión, besos!!

  • Lo de los restaurantes/cafés todos iguales es una plaga que sufrimos desde hace ya unos añitos. Cuando viajas ves sitios con personalidad, algunos clones también cierto, pero creo que especialmente en España tenemos la manía de quemar una moda hasta que deja de serlo o encontramos una nueva que lapidar. Supongo que las redes sociales y el tema de la globalización no ha ayudado tampoco mucho al tema. Deberíamos pensar más en cómo somos realmente en lugar de qué le gustaría a la gente ver.

  • Me ha encantado este post, uno de los que más!! Y todos los comentarios a los que ha dado lugar. Me parece un debate súper interesante y al que llevo tiempo dándole vueltas. Me he llegado a empalagar de bonitismo, a saturarme de todo igual. El cuerpo y el alma me piden cosas distintas!! Molan las tendencias y reconozco que sueño con ellas muchas veces. Pero eso, amor-odio-empalago. La originalidad, creatividad e inspiración ya no están en esto tan sobao.

  • Pingback: La luz de Alyssa Miller | June Lemon Jukebox | June Lemon Jukebox | Life, Style, Love & Travel

  • Pingback: Lo que Pinterest dice de tu estilo al vestir y decorar | June Lemon Jukebox | Viajes, cultura y reflexiones