x

Llevar un uniforme al trabajo

New in the jukebox

 

Foto de Matilda Kahl
¡Buen finde!
¿Qué planes tenéis? Yo estaré en Punto Mom, qué nervios y qué ganas! Iré retransmitiendo todo lo que pueda a través de Instagram y Twitter por si os apetece saber qué se cuece. 🙂 Pero antes de marcharme quería compartir un artículo en Harpers Bazaar que ha dado la vuelta al mundo, ha sido compartido más de 87.000 veces en redes sociales y que encontré a través de A Cup of Jo.
Matilda Kahl directora creativa de Saatchi and Saatchi en Nueva York tomó una decisión definitiva hace tres años: crear su propio uniforme de trabajo para dejar de perder tiempo pensando qué ponerse cada día. Quince camisas blancas de Zara idénticas, varios pantalones negros y un lacito de cuero que ha añadido como guiño a su niñez, han sido su único atuendo de oficina desde hace tres años, cuando un día cualquiera llegó tarde a una reunión de trabajo porque no sabía qué ponerse y al llegar vió que todos sus compañeros masculinos la estaban esperando y que todos llevaban su propio uniforme: un traje.
Foto de Max Alhborn vía Harpers Bazaar
Al ver con el tiempo que Matilda no cambiaba su estilismo, sus compañeros empezaron a preocuparse por ella, le preguntaron si pertenecía a una secta o si con su puesto no le daba para innovar en su armario. Pero con el tiempo fue ganando popularidad y sobre todo, ella misma fue ganando confianza en sí misma y en su nuevo método, lo que ha hecho que su revolución sea mucho más que una decisión sartorial, es una pequeña revolución contra el sistema que trae de nuevo a la palestra la situación de la mujer en el trabajo: ¿por qué los hombres pueden ir todos los días vestidos con el mismo traje y de las mujeres se espera variedad y gracia cada día? Por si no fuera suficientemente difícil abrirse camino en un mundo laboral de hombres, encima tenemos que ser profesionales sin faltar a lo que se espera de nosotras, estética y socialmente. Da mucho que pensar.
Personalmente, aunque a mí me encanta combinar y no se si me apetecería ir siempre vestida igual al trabajo, lo cierto es que en el colegio llevaba uniforme y era una liberación no tener que pensar qué ponerse ni preocuparse por medirse con los demás e incluso, aún a día de hoy, no tengo uniforme pero sí tengo algunas combinaciones comodín que repito al menos una vez a la semana: camiseta de rayas y vaqueros, camisas vaqueras y negro y blanco, no me fallan ni en invierno ni en verano. Matilda asegura que es la mejor decisión que ha tomado, la más liberadora. A mí no me importaría probar. El debate está servido.
¿Tenéis algún “uniforme” para ir al trabajo? ¿Os atreveríais?

p.d: lo que se espera de nosotras y lo normal.

 

12 comentarios

Escribe un comentario
  • Ooooooh me encantaría tenerlo (siempre que fuera cómodo, mono y elegido por mí misma, claro). Cuando te levantas a las 6 y tienes que elegir con cuidado el modelito porque trabajas de cara al público, llevar uniforme podría ser una bendición 😉

  • Belén Hache

    Creo que es un gran acierto. yo trabajo cara al público, debo ir vestida "formal" y me cansé de gastar dinero en comprarme esa ropa "formal" que una vez terminada la jornada, estaba deseando quitarme. Por lo que decidí algo parecido a ella, tengo 4-5 modelitos-uniformes más formales y los repito sin preocupación cada vez que me toca vestir así, que, afortunadamente, no son los 5 días de la semana laborable. Y ahora invierto mi dinero en la ropa que realmente me gusta y disfruto llevándola.

  • ¡A mi también me encantaría seguir llevando uniforme!
    Como bien has dicho es algo muy cómodo y que te libera de preocuparte cada día de que ponerte. Yo tampoco se si iría todos los días igual vestida, ¡pero tengo mis básicos que nunca fallan!

  • I love this idea! Why are women expected to look different and so put together every day while men just stroll into work in a suit!? Not fair!

  • Hola, Marina, gracias por tu intervención en Punto Mon ; ) A mí también me ha llamado la atención el artículo de Harpers Bazaar. Me parece injusto que un hombre se arregle con un par de trajes cambiándose de corbata y a nosotras se nos exija mucho más en el trabajo. A veces me doy cuenta de que la oficina manda a la hora de comprar ropa, porque te lo piensas a la hora de hacerte con una sudadera o unas zapatillas caras que sólo te vas a poner el fin de semana. Aún así, ¡no me gustaría nada llevar uniforme, aunque supusiera un gran ahorro!

  • ¡Yo me apunto al uniforme! Durante un año trabajé en una empresa con norma de vestuario (no vaqueros, no zapatillas…) y los chicos lo tenían fácil = traje, pero entre las chicas parecía que había una competición de estilismos… Al final me compré un montón de ropa que no me he vuelto a poner…

  • Puf, pues yo no sería capaz… En mi trabajo no podemos llevar vaqueros, zapatillas, etc. y cuando me pongo una camiseta de algodón siempre la acompaño con una americana, pero me encanta tenerme que arreglar para ir al trabajo, soy feliz el fin de semana con mis vaqueros y mis botas… Entiendo la idea de lo que ha hecho, yo llevé uniforme durante años cuando era pequeña, he tenido trabajos que me exigían llevar uniforme y los he odiado, por más que reconozca la ventaja de no tener que pensar qué ponerte cada día, pero vamos, que si ésa es la mayor complicación, es tan fácil como hacer lo que hago yo cada día: me dejo la ropa preparada por la noche. En el fondo creo que la forma de vestir forma parte de tu personalidad y llevar un uniforme nos hace a todos iguales, para lo bueno y para lo malo…

  • Yo llevo uniforme en mi trabajo, es impersonal y monótono (el típico pijama blanco de hospital),así que me apetece ir bien vestida, con complementos divertidos, colores alegres Eso si, me lo dejo preparado por la noche para no retrasarme. Luego me cambio y con el traje soso 7 horas.

  • Me encanta la idea del uniforme pero no se sí seria capaz de llevar siempre, siempre lo mismo. Como dicen las compis una alternativa es tener 4 o 5 looks comodines preparados y tirando para la ofi tan mona!!!

  • OHHHHH qué grande!! Me ha parecido una idea increible. Creo que la modelaré y aplicaré a mi manera pero me encanta esta forma de pensar. Olé por Matilda

  • Anónimo

    Yo voy con uniforme "obligada".
    Digamos que no es de lo mas discretito que hay, y ademas lo tengo que llevar en publico.
    Este es mi uniforme: camiseta interior tèrmica y pantalon interior termico, de color blanco.
    Buzo inpermeable blanco, botas de agua de seguridad blancas, gorra redecilla blanca, con víscera, delantal de Nitrilo blanco.
    Me hacen llevar esto en publico y me hacen pasar mucha verguenza.

  • Pingback: ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de fabricar mis uniformes?