x

Lo que esconden las mujeres que dicen mucho “Te quiero”

New in the jukebox

A veces pedimos cosas para causar el efecto contrario y ni siquiera sabemos que lo hacemos. Hace falta pararse a pensar el por qué de nuestro comportamiento para entender qué estamos queriendo decirnos o qué intentamos, a través de otras fórmulas, decirle a los demás.

Esto no es nuevo para mí. Pero lo que sí lo es fue una teoría que compartió el otro día un profesor en clase: lo que se esconde detrás de las mujeres/personas que dicen mucho te quiero. Cuando se repiten esas palabras (demasiado) a menudo y a la misma persona hay algo más detrás de tanto amor enviado por nuestra parte, hay un mensaje secreto. Algo que va más allá de lo literal de nuestras palabras….
Cuando alguien dice mucho te quiero lo que está pidiendo es que le quieran. “Te quiero, te quiero, te quiero” significa, cuando lo piensas con calma, “quiéreme por favor, quiéreme, quiéreme”. Sólo que estas últimas palabras son mucho, muchísimo más difíciles de decir y de admitir.
Últimamente me pregunto, ¿qué es eso que la gente que más quiero me está pidiendo a gritos sin pedírmelo?
No es amor todo lo que reluce, aunque siempre mantendré que el amor es generoso.
p.d: últimamente estoy que me salgo con las teorías amorosas (1 y 2) y otra lección aprendida en clase.

p.d 2: ayer volví de Cutamilla y de la primera edición presencial del curso Vamos a Socializar en el Retiro Fotográfico y fue un éxito. Muchas gracias a todos!! En 2015 habrá una nueva edición online que anunciaré por aquí y básicamente en todas partes. 🙂

9 comentarios

Escribe un comentario
  • Ayayy! Que tema! Soy de esas de los te quiero espontáneos, a veces se me escapan, y creo que es necesario recordarle a la gente que es importante para nosotros. Pero a esta altura me parece que es mejor demostrar lo que sentimos…hay gestos que dicen mucho más que las palabras.

    PERO hay gente que le pone un tqm a todo y llega a hacer de su querer algo supérfluo, parece que está mendigando amor…así que un poquito concuerdo con tu profesor.

    Aunque para ser queribles hay que querer….o no?

    • La virtud está en el punto medio y no hay nada mejor que querer y ser querido. 🙂

  • Oh, oh!! Me da que soy una de ellas…Al menos con mi chico. El tambien cae. Pero si es reciproco la cosa es menos grave no? Ha sido una nueva costumbre porque en mi familia somos mas se demostrar. Me gustan estas teorias!!

  • Estoy totalmente de acuerdo con esta teoría!! Y lo he podido comprobar en mí misma alguna vez, así que no hay mejor constatación, jiji

  • Anónimo

    Jajjaja..a mi me encanta que nos ilustres con esas teorías. Con mis amigas nos reímos muchísimo porque todas tenemos experiencias con alguna…la del aguacate sobretodo ;).
    Gracias por hacerlo tan ameno, siempre dan ganas de leerte!
    María

  • No recuerdo en qué libro leí hace unos años esta frase "Si te pasas el día diciendo 'Yo soy, yo soy', es que no tienes a nadie que te diga 'Tú eres'". Me pareció una gran verdad y creo que tiene mucho que ver con lo que planteas tú sobre los Te Quiero…
    Un placer leerte, as usual…

  • Anónimo

    En mi casa somos todos bastante afectivos, de besos, abrazos y te quieros. Me has hecho pensar, por ejemplo con ellos, mi familia. Me da tanto miedo pensar que algún día ya no podré decirles te quiero o besarlos…. Y con mi pareja, creo que sí que le reclamo de alguna manera que me quiera, no es que no lo haga, pero es como si a veces necesitara mas. Jo! June, con esto tengo ya para toda la semana.
    Gracias por esta nueva teoría! Besitos guapa, Nea

  • Hola Marina, siempre te leo pero no siempre te comento, no voy a decir por falta de tiempo porque aunque pienso que es así y voy volada leyendo mis blogs preferidos en el ratito que saco, luego me doy cuenta que escribir un comentario no lleva más de un minuto… En fin, que me encantan tus teorías y cómo nos haces reflexionar 🙂 Un beso de una tocaya celiaca