x

HOTEL VALDIROSE

New in the jukebox

Todas las fotos son de Valdirose

 

La proximidad de las vacaciones de Navidad me da unas ganas locas de viajar… Y como por pedir que no quede, si pudiera irme a algún sitio me iría de cabeza al Hotel Valdirose, un bed and breakfast en mitad de la Toscana, cerca de Florencia, en un pueblecito llamado Lastra a Signa.
El lugar además de ser precioso, con un buen gusto sencillo y en un marco que no puede ser más idílico; tiene una dueña que enamora. Se llama Irene Berni y a través de su Instagram y de su forma de hablar allí me entran unas ganas locas de coger la maleta y plantarme allí para tomarme un café con ella y disfrutar.
Ir a visitar a Irene y conocer mejor Florencia está en mi lista de viajes pendientes. Ya voy a empezar a llenar el cerdito. 😉

 

 

 

 

Qué desayunos!! Qué ganas de ir!!

 

 

Este envoltorio con la flor de algodón me encanta. Es que allí todo es bonito. Apuntado queda para mis próximos regalos.

 

Además haciendo un poco de investigación sobre el lugar, he visto que tiene cinco estrellas en TripAdvisor y que incluso tiene un certificado de excelencia; así que ahora ya si que no me lo quiero perder.

 

 

¿Hay algún hotelito con encanto en cualquier lugar al que estéis deseando ir o que me queráis recomendar? Me ENCANTARÍA saber. Vamos a viajar un poco aunque sea por aquí…

p.d: en Italia se disfruta de la vida.

22 comentarios

Escribe un comentario
  • Anónimo

    "El diplomático feo''… En el límite con el Parque Natural de los Alcornocales (Cádiz).
    Estuve a final de verano y genial! Tanto por los dueños (unos ex-diplomáticos canadienses con muchas historias que contar), los desayunos (un increíble amanecer con comida que ellos mismos preparan) o los senderos y pueblos de la zona 🙂

    • Uyyy qué buena pinta!! Me lo apunto, muchas gracias!!

  • Pues yo me lo apunto también. Me parece un lugar de ensueño. Gracias por tu blog y por invitarnos a conocer lugares y personas con tanto encanto. 😉

  • Yo tengo apuntado el Hostal Puente del Pilar, en Ribadesella, desde que lo vi en My Little Pleaschhures este verano. 🙂

    • El Jardín del califa es espectacular, yo estuve este verano. 🙂 Muchas gracias por las recomendaciones!!

  • En mi pueblo, Candeleda, a los pies de la Sierra de Gredos y muy cerquita de Madrid esta La casa los Tomillares, altamente recomendable; solo querrás que el tiempo se detenga. Si dueña encantadora y los desayunos….de otro planeta! Échale un vistazo y me cuentas.

    • Bueno, bueno leyre!! Soy una enamorada de Candeleda!! Qué afortunada eres!! Le echaré un vistazo sin duda!! Muchas gracias!

  • Irene también ha escrito un libro maravilloso..
    "QUELLO CHE PIACE A IRENE"
    hay fotos y recetas estupendas!

  • che meraviglia! grazie di cuore per questo post, grazie di cuore !
    Irene

  • Menudo descubrimiento! Tengo muy pendiente Florencia, así que me guardo la recomendación.
    Gracias por compartirlo!

  • Anónimo

    Puedo presumir del placer de conocer a la familia Berni tras dos inolvidables estancias en Valdirose. Sólo añadir algo a tu magnífico artículo: si viajas a Valdirose quedarás prendado para siempre por su increible atmósfera y sensibilidad.

    • Dios mío qué suerte!! Después de leer tu comentario aún tengo más ganas de ir!!!

  • Adoro Valdirose, con mis amigas es una referencia, siempre soñamos con escaparnos unos días… Si lo consigo te cuento…

    Estuve de viaje de novios en un sitio de esos que te marcan, en Islandia. Una casa con mucho encanto, llena de detalles preciosos, desayunos con mermelada casera y el mejor recuerdo, el baño en su piscina de aguas calientes, al aire libre, con un frío invernal a pesar de ser junio, con caballos paseando a nuestro alrededor y vistas al mar. La casa se llama Skjaldarvik, en Akureyri. Si alguna vez vas a Islandia (viaje super recomendable e inspirador) no dejes de ir. BSO de este sitio: "In love with a view" de Mojave 3. Besos!!

    • Gracias Avva!! Me encantaría ir a Islandia… Está en mi bucket list!! Un abrazo enorme y feliz año!

  • Yo estuve el primer verano que abrieron, ese año cocinaba la mamma y volvimos enamorados, fueron como unas vacaciones en familia, con tertulias hasta altas horas acompañadas de limoncello casero! Tengo ganas de volver, fueron unas vacaciones muy especiales¡ un abrazo