x

Gente de viernes

New in the jukebox

 

Hoy en clase uno de los profes nos ha dicho una cosa que me ha hecho pensar… nos ha hablado de la gente de viernes y nos ha preguntado si éramos uno de ellos. La gente de viernes es aquella que los jueves ya tiene una sonrisa tonta en la cara porque al día siguiente es viernes, es aquella que es perfectamente consciente de los días de la semana y desde el miércoles cuenta los segundos para que llegue el viernes. Es aquella para las que las horas de trabajo no pasan y el avance de la semana se vuelve una tortura de tedio y aburrimiento haciendo algo que realmente… no les llena.
Nos ha dicho que la gente de viernes es aquella que no disfruta lo suficiente con su trabajo, que necesita evadirse y que desearía que todos los días fueran fiesta. Por el contrario, nos ha hablado que existe otro tipo de trabajadores: la gente de lunes, que son aquellos que no piensan en los días de la semana porque para ellos todos los días son lunes, que es el peaje de sacar tu propio negocio adelante o de disfrutar con lo que haces en tu empresa. Es aquella gente que cada domingo, tiene la sonrisa tonta porque al día siguiente empieza la semana de nuevo y hay mucho por hacer. Mucho de lo que les gusta. De lo que les llena. La gente de lunes es la que va feliz al trabajo y disfruta con lo que hace.

¿Qué tipo de gente eres tú? 
Se que algunos pensaréis quizá que la gente de lunes no existe, pero aunque suene a súper motivada, en mi anterior trabajo yo era gente de lunes. Soy una súper motivada. Me encantaba lo que hacía, me encantaban mis compañeros y mi lugar de trabajo y podría haber seguido allí más tiempo si no fuera porque llegó un punto en que necesitaba conocimientos nuevos que no podía adquirir en mi puesto de trabajo y que no me permitirían ampliar mi área de conocimiento para llegar a nuevos puestos, nuevas empresas y seguir creciendo en el futuro. Pero sigo siendo gente de lunes, sigo deseando aprender y lanzarme y trabajar, trabajar y trabajar.Es genial cuando un profesor te motiva tanto a encontrar lo que te gusta y te invita a hacer lo posible para seguir manteniendo esa chispa y esa ilusión por lo que haces cambiando trabajos o carreras profesionales, evolucionando.

p.d: cómo ser creativo CADA DÍA y un manifiesto para cuando no me siento tan fuerte ni tan gente de lunes.

p.d 2: no puedo dejar pasar el día, sin dedicarle un pequeño guiño a la Duquesa de Alba a la que siempre he tenido mucha simpatía (televisiva, porque no he tenido el placer) por ser una mujer que ha sabido hacer con su vida lo que ha querido y que ha sabido darle a la opinión de los demás el valor que tenía (el justito) y que sin embargo, no ha faltado a ninguna de las obligaciones que sus títulos y su condición de esposa, madre y mujer le han impuesto en el camino. Básicamente, que es una señora que ha hecho lo que le ha salido de las bolas que es lo que nos gustaría y deberíamos hacer todos a su edad. Olé.

22 comentarios

Escribe un comentario
  • Pues yo creo que también soy gente de lunes. Pero me he guardado tu manifiesto para los días chungos. Bonito post y bonitas palabras a La Duquesa.

  • Me has hecho pensar mucho! Yo intento ser gente de lunes, y ahora que he vuelto a trabajar estoy en ese modo. A ver si me dura, porque a veces es complicado, sobre todo cuando no tienes la posibilidad (por falta de experiencia, de necesitar dinero, de que no hay trabajo) de dedicarte a lo que realmente te gusta. Aunque de todo se aprende. 🙂

    • Qué bien que ya hayas encontrado nuevo trabajo!! Qué rápido!! Lo bueno de eso es que mantienes la motivación y aprendes cosas nuevas que van sumando sin parar.

  • Llevo ya 4 años siendo de lunes y es cierto, se disfruta muchísimo mas!

  • Yo tambien soy de lunes..

    Me encanta mi trabajo.
    Me gustan los fines de semana porque los niños están en casa y eso, pero no es ninguna tortura trabajar.

    Porque además, por mucho lio que tenga, mi trabajo es como estar en mi casa.
    Estoy en el estudio con mis dos socios que son amigos mios, y nos reimos y trabajamos bien juntos.

    Es una suerte ¿verdad?
    Esto de ser gente de lunes.

    María
    http://www.emeemespain.com

  • Hola June!
    A mi me gusta ser chica de lunes, es la mejor manera de disfrutar bien de las cosas. Por eso, hace un año, cuando hubo una época en la que sólo quería que llegase el viernes, paré. Volví a la vida estudiantil y entonces comencé una bonita etapa que es en la que estoy ahora. Empecé un máster para aprender aquello que siempre había querido y desde entonces, no he dejado de aprender un solo día ni de ilusionarme. Hay una frase que siempre rescato y es que, deberíamos de vivir una vida en la que no necesitásemos vacaciones para desconectar ( que no es lo mismo que no querelas jej) porque en la vida que llevamos diaria, ya encontramos esa pequeña desconexión porque nos gusta lo que hacemos.

    Dejo ya de dar la chaaapa. Jajaj. Un abrazo!!

  • Yo era chica de viernes, luego me di cuenta que no era sano pasarse la semana contando días, así que decidí buscar cosas que llenasen mi vida más haya del trabajo y hacer cada día especial con una actividad que realmente me gustase. Eso sí contaba los minutos que faltaban para salir del trabajo… Ahora estoy en otra etapa, ahora toca buscar una ocupación que me haga ser chica de lunes!! 🙂

  • Anónimo

    Tengo intriga para saber que estudias ahora. ¿Nos lo contaras en algún post?
    Yo soy más de viernes!

    Maria

  • Yo también soy de lunes y de viernes. Me encanta mi trabajo y también esos ratitos de soledad de a diario que el fin de semana no tengo. Pero me chiflan los viernes y lo que supone pasar más tiempo con mi chico y mi peque.

    • Esas dos son muy buenas razones para adorar los viernes. 🙂

  • Inma

    Yo soy mitad de lunes y mitad de viernes, pero si es verdad que llevo una racha un poco fea que me hace ser más de viernes y me hace olvidarme de ser de lunes. Y no me gusta estar así…. Así que me guardo esto que compartes June y a ver si me ayuda a cambiar el chip 🙂

  • definitivamente yo era gente de viernes hasta que me di cuenta y decidí dejar mi trabajo; ahora estoy en fase de reajuste y encontrar lo que me motive para poder ser gente de lunes 🙂

    • A mí me pasó algo parecido Anna. Me alegro mucho y espero que ahora vuelvas a encontrar tu camino.

  • Yo era gente de viernes (muy de viernes) cuando trabajaba. Desde el lunes estaba deseando que llegara ese día…Ahora me gustan todos los días de la semana por igual. Aunque los viernes los siga prefiriendo un poco más porque significa pasar más tiempo con mi chico 😉
    Un beso!

  • Hello
    Mi vida es un lunes constante, o mejor dicho, lo era, jeje, feliz con todo y con todos, hasta que mi nuevo trabajo me cambió, adaptación, novedad, necesidad…
    Intento ser de lunes, pero me cuesta.
    Antes era mi lunes y ahora soy el lunes de alguien.
    Lo bueno, es que cuando has sido de lunes, puedes volver a serlo, no es fácil, pero creo que podré.

    gracias por aportar luz.

  • No había leído este post. Antes, cuando era más joven, era muy de la gente del viernes. Ya sabes, época de instituto y demás. Cuando no esperaba al viernes, eran las vacaciones de navidad, de ahí al carnaval, semana santa, vacaciones de verano, los puentes, etc.
    Sin embargo, poco a poco me he ido al otro lado. Ahora "celebro" cada lunes como un nuevo reto en el que realmente disfruto con lo que hago 🙂 y cuando llega el fin de semana no hago la ola. Simplemente aprovecho para descansar lo que me deja este "culo inquieto" y a coger fuerzas para la llegada de otro maravilloso lunes.
    Y lo más divertido es ver lo que le j*** esa actitud a la gente del viernes jajaja 😛
    ¡Un besito!

  • Pingback: Citas a solas | June Lemon Jukebox | June Lemon Jukebox | Life, Style, Love & Travel

  • Hola! Me encanó el post, me encanta el blog!! Unos meses atrás recibí un mensaje parecido, por un profesor del IE y temblaron mis cimientos. Tengo la suerte de ser una persona de lunes, y cuando me costaba (que hay días que la motivación baja) siempre encontraba la forma de volver, de recordarme porque soy una persona de lunes. Por cierto, el profesor no era Paris de l’Etraz?