x

LAS CASAS DE THE SELBY

New in the jukebox

Todas las fotos son de Tod Selby para The Selby
Hay casas curiosas, casas en las que podrías vivir y casas como esta, que te dejan de pasta de boniato.
Esta es la casa del coleccionista John Derian en Nueva York, fotografiada por el artista de estilo de vida Tod Selby del blog The Selby, que no tiene desperdicio (vedlo ahora mismo!) y que recoge las casas de los personajes con más alma del panorama internacional. 

Lo que más me gusta de esta casa son los armarios de tesoros. Yo sueño con tener uno algún día lleno de conchas y mierdas varias que tengan historia. Luego pienso en quitarles el polvo y ya no me hace tanta ilusión. Luego pienso en lo bonito que quedaría y vuelve. 🙂 

John es un cazador de tesoros en los mercadillos de antigüedades más chulos del mundo. En la entrevista que le hacen en The Selby habla de tres: el de la calle 25 (25th st.) en Nueva York, Brimfield y Rowley en Massachusetts, en Bursuelas y en París dos: Porte de Vanves y Clignancourt. 
A estos yo añadiría el Marche Paul Bert, Marche Saint Ouen (que saqué de The Sartorialist), el Mercado de las pulgas y el Rastro en Madrid. Otra cosa que me encantaría es recorrer Francia de desembalaje en desembalaje como hace Federica de Federica & co. Quizá algún día, cuando tenga mi casa… 

¿Os gustan los mercadillos? ¿Soléis encontrar cosas? ¿Me recomendáis alguno? En cualquier parte del mundo me vale. Viajo mucho y me encanta traerme cosas de allá a donde voy. Preveo que mi casa será un badulake. 🙂

14 comentarios

Escribe un comentario
  • Yo tengo mi casa decorada con un montón de cositas que voy encontrando allá por donde viajo: un ganesh de cemento, coral de Indonesia, un baobab hecho con monda de plátano de Kenia, un sombrero camboyano, juguetitos vintage comprados en tiendas reviejas (en Vigo no hay mucho mercadillo)… poco a poco conseguiré una casa tan chula como la de este coleccionista. Me ha encantado! Ojalá la mía me quede mínimamente parecida.
    Un beso!
    http://bitly.com/1tG7165

    • Ay, así como lo describes, me han entrado unas ganas de ir a tu casa… :_)

  • Cuando estuve en Perú era adicta a ir a Catacaos, un pueblo artesano con un mercadillo de perdición con cosas de madera, pinturas, cuero…Aunque creo que tú también trajiste un buen arsenal de allí!

    • Me traje de todo y más!! Perú es la tierra de los tesoros. Tengo pendiente hablar de allí!

  • Cuando me compré la casa me prometí a mí misma que jamás pondría "coge-polvos". 10 años y múltiples viajes por todo el mundo después se ha convertido irremediablemente en un almacén de rarezas. Si a eso le unes que muero por los mercadillos y que soy un pelín "friki" y medio diogenera (me encanta rescatar todo lo que puedo de la basura), pues ya te puedes imaginar el resultado, un batiburrillo surrealista en el que puedes encontrar de todo: una caja de piezas de una imprenta antigua, un sombrero de cowboy, una peana de iglesia, cachivaches de farmacéutico, figuritas de orishas, una botella con arena del desierto, otra con agua de glaciar derretido…

  • Es ideal, pero para mi las casas sin cortinas ni alfombras son un NO NO. Las veo cero acogedoras.

  • ¡Me ha encantado esta entrada, Marina! Y sobre todo tu comentario sobre la limpieza del armario de los tesoros… a mí casi que me bastaría con tener espacio para poner el armario… 😉

    ¡Espero con ganas tu post sobre Perú! Feliz día 🙂

  • Me encanta este blog porque publica viviendas y estudios con mucha personalidad, la mayoría de ellos atestados de tesoros rescatados de mercadillos, como en el ejemplo que nos traes hoy. Son casas para vivirlas!

  • La nuestra es un badulake!! El Mercado de San Telmo en Buenos Aires y, sin irse tan lejos, el de Consell en Mallorca 😉

  • Me encantan las casas llenas de tesoros 🙂
    Te recomiendo "Els Encants" en Barcelona, "Mercantic" en Sant Cugat del Vallés (BCN) y "Caravane Tarifa" en Tarifa 🙂

  • Coincido, San Telmo en Bs. As; Tristan Narvaja en Montevideo; Antibes en la Costa Azul son de mis preferidos 🙂

  • Anónimo

    Mercadillos recomendables:
    -San Telmo en Buenos Aires, los domingos al mediodía. Es inmenso. Si eres de las que no les gusta rebuscar demasiado, este es tu sitio. Todo está perfectamente colocado. Puedes encontrar de todo, desde vajillas para el hogar, sifones y cazos de cobre hasta collares y pendientes de mil y un tipos.
    – El Fontán, en Oviedo, los domingos por la mañana. Debes ir bien prontito si quieres conseguir buenos chollos. A destacar muebles antiguos y libros de ocasión.

  • Pingback: La vida de campo de Amanda Brooks | June Lemon Jukebox