x

Una semana en el Algarve

New in the jukebox

 

Vuelvo enamorada del Algarve. La semana pasada me fui a desconectar del trabajo y de Madrid con tres amigas, mis dos Patis y Cris, a recorrer la costa del sur de Portugal de la que taaan bien nos habían hablado. Escogimos ese destino porque tenía playa y cultura, un poco de encanto y también todo sea dicho, porque era barato. Aunque lo que realmente nos importaba era pasar una semana juntas, partidas de risa, comentando la vida y contándonos todo lo que no se dice en las cenas de ciudad.
Así que nos hemos reído, nos hemos puesto negras al sol, nos hemos bañado en aguas heladas y hemos visto mil paisajes. Aquí van algunas de las cosas hechas, por hacer y que nos han molado la vida…

Prahia Dona Ana
Sobre la preparación del viaje: empezaré diciendo que mis amigas son santas y que yo, año tras año por medio Mediterráneo ya, les pego unas chapas importantes leyéndoles la guía, llevándolas a pueblecitos escondidos o básicamente arrastrándolas de un sitio a otro por los lugares que he leído  que uno no se puede perder. Y ellas me aguantan y al final me confiesan que les acaba molando y ahora después de unos años ya, siempre me dicen en cuanto elegimos destino: “¿te has comprado la guía ya?“.
Mis chicas :))
Como solemos ir de roadtrip y sin rumbo muy fijo, yo siempre me llevo una Lonely Planet del sitio. Me gustan estas guías porque jamás he ido a una recomendación suya que no estuviera bien (y me he pateado ya medio mundo con ellas!) y sobre todo porque acaban siendo súper útiles. Tienen mapas de los sitios para ver las calas o pueblos por los que pasas con el coche, recomendaciones de locales que están fuera de lo más turístico (que a mí eso me encanta) y te explica un la historia del país, del lugar y monumento que visitas para ponerte en contexto y no mirar sin comprender. Al final se disfruta un viaje mucho más si entiendes la magnitud de lo que estás viendo. Como por ejemplo, que desde el Cabo de San Vicente se despedían los barcos portugueses que descubrieron medio mundo. Dicho así uno ve esos acantilados con nuevos ojos…

 

 

Sobre el alojamiento: para recorrer todo el Algarve, aunque son sólo dos horas por autopista, alquilamos dos apartamentos en mi nueva web favorita Airbnb. (Ya la he usado tres veces este verano y las tres han sido la leche; sale mucho más barato que un hotel y es mucho más auténtico. Además hay casa con mucho encanto disponibles!). El caso es que alquilamos una casita en Lagos en el oeste y otra en Tavira en el este para movernos cerca de las calas que más nos interesaban y no pegarnos muchas panzadas de coche. Si tenéis curiosidad, en Lagos alquilé esta casa y en Tavira esta, en un pueblo cercano llamado Santa Caterina que fue la bomba. Si me hubiera podido quedar más días, también hubiera cogido tres noches en Sagres, que es un pueblo con mucha vida surfera, para recorrer buen las playas del bajo Alentejo y del Atlántico puro.

 

 

Sobre las playas: aquí las playas son la pera porque tienes de todo. Hacia Sagres son playas kilométricas llenas de surferos, en mitad de dunas y en parques naturales. Después hacia el este entre Lagos y Portimao, tienes calitas entre acantilados, como las que aparecen en las fotos del post, con agua cristalina. Puedes recorrer mil como estas y a medida que te acercas aHuelva también puedes encontrar playas vírgenes larguísimas para pasear pero sin olas. Lo mejor de este viaje es que cada día te podías trasladar a un ambiente diferente.
Praia do Barril
Mis favoritas: Praia da Marinha, que no puedo recomendar lo suficiente. Es una cala en la que perderse y explorar y llevarse gafas de buceo para ver los peces!! Además se puedes alquilar un barco en la orilla (que cuesta entre 10 y 15 euros por persona) para recorrer las grutas y las calas escondidas que son alucinantes. Lo hicimos y fue la leche, decía mi amiga Pati que se sentía como Lara Croft! 😉
Praia Dona Ana en Lagos. Es también de color arena, entre acantilados y también se puede hacer lo de las grutas, el paisaje es increíble y algo que me hizo mucha gracia, es el contraste de las sombrillas de colores vivos con un paisaje tan amarillo; daba una felicidad.
Esas son mis dos máximas favoritas pero siguiendo vuestras recomendaciones también fui y me encantaron Praia Bordeira, Praia do Barril, Prahia Ilha da Tavira y Don Camilo. Todas fueron la leche.
Prahia da Marinha (hay que ir!!)

 

Sobre la comida: que yo haya probado, allí lo que se come es frango a las mil maneras y que está muy bueno y todo tipo de marisco. Para desayunar mis amigas siempre tomaban Pasteis de Belem, que aunque son de Lisboa originariamente, uno no puede pasar por Portugal sin zampárselos de lo buenos que están. (O eso dicen, porque yo no los puedo comer :).
Nota: como celiaca yo no tuve ningún problema porque la comida es muy mediterránea, con decir sem glutem (ni siquiera se si se dice así pero ahí que lo plantaba) me entendían y me lo ponían todo acorde.

 

 
Sobre los pueblos: esta es una de las cosas que más me han gustado del Algarve. Es súper silvestre y los pueblos son encalados con puertas de colores diferentes y mil buganvillas… Vamos, que estaba en mi salsa. Que fue como estar metida en mi Pinterest. 🙂 De estos yo me quedo con Cacela Velha que hay que ir. No tiene ni veinte casas pero qué sitio… Qué restaurante de marisco de los buenos: en bancos corridos y con manteles de papel. También me quedo con Carrapateira, cerca de Sagres que es un sitio de diez casas como máximo pero que merece la pena ver aunque sea en coche. Y después más grandes, me encantó Tavira, el centro de Lagos y Sagres que es literalmente, una calle. También estuvimos por los alrededores de Tavira y en otros que no recuerdo el nombre. Lo suyo por allí es perderse.

 

Esta es una de las casas de Cacela Velha

 

 

Sobre lo que más me ha gustado: todo. Es un viaje que recomendaría 100% porque tiene un poco de todo y se siente el verano. Es relajado, es bonito y está muy bien de precio. Pero si algo me ha encantado además de las playas y lo que ya os he contado, ha sido poder pasar unos días con mis amigas, conectada a ellas y desconectada de lo demás; porque a medida que pasan los años, cada vez es más difícil juntarnos y hay que aprovecharlos al máximo. Estos viajes son lo que más recordaré a lo largo de mi vida, pura medicina para el alma. Puro reset.

 

 

En este viaje sólo faltó mi amiga Marta a la que echamos muchísimo, muchísimo de menos.

Muchas gracias por todas las recomendaciones que me disteis! Las apunté y seguí todas las que pude. De verdad, muchas gracias!

p.d: este año también he estado en Córdoba y en Jávea y el año pasado, mi gran viaje fue por Australia, por si os apetece echar un vistazo. ¿Qué plan tenéis vosotros?

 

16 comentarios

Escribe un comentario
  • Marina eres la mejor. Que cosa más completa de post, qué ganas de volver a Portugal!!! 🙂 Se ve que os lo habéis pasado bomba 😉

  • Anónimo

    De donde es el vestido de lunares que llevas?

    • Hola! Lo compré en Nasty Gal hace unos años! Un saludo 🙂

  • Tengo muchas ganas de conocer Portugal, y más después de que este verano entre todos me estáis poniendo los dientes largos!

    Espero que hayas descansado y que vuelvas con las pilas cargadas, que es lo importante de las vacaciones 🙂

  • Me has dado mucha envidia!! Que pasada de playas. El año que viene contemplare la idea de . Bs

  • Me alegro de que lo pasarais bien. Qué fotos tan bonitas! Nosotros íbamos mucho de pequeños al Algarve y guardo unos recuerdos imborrables.
    Un abrazo

  • Pero qué sitios tan geniales y qué fotos más bonitas!! :___)

  • Sara Marina

    Hola Marina! en unos días me voy al Algarve y haciendo recopilación de información me he acordado de haber leído en tu blog un post sobre esa zona. Lo he recuperado y me ha encantado volver a leerlo pero esta vez con otros ojos, con los mismos que en breve pisaran la tierra vecina y estoy emocionadísima!! Hace pocos días que tengo el destino ya que en cierta manera me era algo indiferente si era en el oeste o en el este pero casualmente voy a Lagos y quería decirte que este post va a ser de referencia para unas vacaciones que pintan de maravilla (las primeras "vacaciones" con mi chico) así que gracias por compartir tantas maravillas y dejarlas aquí, en el limbo de la tecnología para poder ser rescatadas. Que vaya genial tu agosto!!!

    • Me alegro muchísimo Sara!!! Espero que disfrutes muchísimo y que sea súper especial!!! Un abrazo enorme!! Cuéntame a tu vuelta qué has visto y si has disfrutado!! 🙂

  • Pingback: Feliz Semana Santa | June Lemon Jukebox | June Lemon Jukebox | Life, Style, Love & Travel

  • Pingback: Viaje a Comporta | June Lemon Jukebox | June Lemon Jukebox | Viajes, cultura y reflexiones

  • Pingback: Sobre París | June Lemon Jukebox

  • Pingback: Un finde en Asturias | June Lemon Jukebox