x

Sobre la Luna de Miel

New in the jukebox

Jon Kortajarena y Dree Hemingway. Foto de Vogue, 2011.
Cuando alguna amiga mía se va a casar lo primero que pregunto es siempre lo mismo: ¿a dónde os vais de luna de miel? Porque si hay algo especial de toda la boda a parte de la ceremonia y su simbolismo, es el viaje que te pegas días más tarde. Me gusta saber a dónde se va la gente porque me da una pista de cómo son y porque siempre es un tema genial para iniciar una conversación con cualquier invitado de la misma boda: se te empieza a hacer la boca agua hablando de destinos, te vienes arriba charlando y la vergüenza inicial de estar en una mesa con desconocidos se te pasa en dos minutos.

Foto de Free People
En el fondo da igual si te vas cerca o lejos, lo importante es que te vas con él y que va a ser un viajazo y con suerte y dedicación, una parábola de lo que será el resto de vuestra vida juntos. A mí es la parte que más me gusta imaginarme cuando pienso y si yo me casara… Si tuviera mucho presupuesto me iría a un destino de aventura con muchísima naturaleza y remoto, el típico al que no volverás o si vuelves es una década más tarde y diciendo cosas como: “uuuuuhhh… Cuando yo vine de luna de miel aquí no había nada“. Si tuviera menos presupuesto me iba a Formentera en mayo o junio (que estoy harta de decirlo), para que tuviéramos la isla para nosotros solos y todos los atardeceres y la magia ya los pone la isla. Además decir: “yo me fui a Formentera en plan hippy sencillo pero feliz, también mola mucho“. Pero que mucho.
Además el viaje de novios da muchas ideas para regalar. Hace unos días un amigo me dijo el mejor regalo de bodas ever (y encima es sencillo y barato): llenarles la nevera a los novios el día que llegan de viaje. Tuppers, jamoncito, fruta y sus platos favoritos y caseros preparados para calentar en tres minutos de microondas. Según mi amigo, es el regalo que su hermana más agradeció y uno de los que más recuerda. A veces no hay nada como ser práctico y tener detalles de lo más sencillos. Yo de momento me lo apunto. 🙂
Por último, otra cosa que me parece bastante clave en el viaje de novios… es la ropa interior. Si hay un viaje en el que tienes que estar on fire veinticuatro horas, siete días a la semana es este. A mí me encantan todas las cosas de encaje, porque son sexys y cómodas, en páginas como Zalando tienen mil modelos. Así que sólo queda sacar el ángel de Victoria Secret que hay en ti y pasar un viaje de novios inolvidable. Aunque al final, lo único importante es que estás con él o ella sea donde sea: “te miro y te elijo sin pensarlo dos veces y si lo pensara dos veces, te volvería a elegir”. 🙂
¿Y tú? ¿Dónde te fuiste? ¿Dónde te irías?
Vamos a pensar un poco en alto… jeje

16 comentarios

Escribe un comentario
  • Hay tantos destinos desconocidos que me iría a cualquier parte, pero lo que si tenía claro es que quería ir a un país asiático, espero haber acertado con el destino 😉
    Lo de Formentera en mayo también es un de mis viajes pendientes…

  • Oooooh, que de acuerdo estoy contigo!
    El destino a veces es lo de menos, pero para una Luna de miel, tiene que ser un lugar que apasione a la pareja, para que esten lo mas comodos posible y disfrutando al maximo!
    Yo sere de irme varios dias de turismo/aventura, pero acabando con 2-3 dias en una isla desierta de relax 🙂

    Formentera tambien me parece destino 10!!

    Un beso fuerte!

    http://blogdemimano.blogspot.com.es/

  • Yo no me fui de viaje de novios, nosotros trabajamos todo el año viajando, y nos quedamos en casa con nuestra peque descansando, bueno y de paso, pudimos ir a la boda de unos amigos, cosa que normalmente no pudimos, hicimos un 2×1 se puede decir jeje.

    • Qué guay viajar todo el año!!! Jejeje en vuestro caso, quedarse en casa es el mejor viaje. 🙂

  • Virginia

    Nosotros hicimos un viaje difícil de repetir. Tiramos la casa por la ventana y nos fuimos tres semanas a Canadá: Vancouver, Victoria y las Rocosas. Alquilamos coche y a la aventura. Inolvidable.

    • Qué planazo!!! A mí me encantaría ir a Alaska, aunque no se si de viaje de novios… Algún día!

  • Anónimo

    Yo después de dar 1000 vueltas, y de que todo el mundo me dijera que hay que escoger un destino especial, porque es "una vez en la vida", me fui a Italia, porque me apetecía, y ya está, lo recorrimos de arriba a abajo, y no me arrepiento en absoluto. Y para rematar Santorini, que es lo más de lo más. Creo que el error de la gente es pensar en destinos exóticos sólo por el hecho de creer que nunca más vas a hacer un viaje así en la vida. El viaje, vayas donde vayas es muy especial. Solo hay que centrarse en disfrutar.
    Besos!
    Patricia

  • Esta tarde miramos nuestra luna de miel a formentera!

  • Es que ese viaje de luna de miel es irrepetible! Lo digo con conocimiento de causa. Como buena divorciada, y resucitada mujer que soy, si pudiera recomendarle algo a las chicas que están por casarse es: que la mayor parte del presupuesto de la boda sea para la luna de miel y para el fotógrafo de la boda. Lo primero porque de todo el follón de la boda es lo único (sí, lo único) que disfrutarán juntos al ritmo que quieran, con la persona que aman; y lo segundo porque "físicamente" es lo único que queda para el recuerdo. ¡Que vivan las lunas de miel!

    PD: tampoco hace falta casarse para tener viajes de luna de miel, aunque suene liberal… es cierto

    🙂

    • Viva lo liberal Tiby. Para hacerse un viajaco con el churri no hace falta ni casarse ni ná. Sólo ganas. 🙂

      Un abrazo y muchas gracias por compartir!

  • Me pasa lo mismo que a ti, cuando alguien se casa siempre es lo primero que pregunto! Me encanta saber dónde va la gente, si hacen el viaje típico o si son originales… Yo tengo claro que si alguna vez me caso (y si no también) mi destino de Luna de Miel estará entre mi top 3: Australia (porque desde pequeña me llama muchísimo la atención), Hawaii (porque es donde nació mi padre y quiero poder decir de una vez que 'He estado en el "pueblo" de mi padre) y la Costa Oeste de USA (porque si, porque una es medio americana y eso le tira mucho).
    Muy buen post June! 😉

  • Hola! Soy nueva por aquí! Está difícil porque todo lo dicho es buenísima idea, sobre todo Italia de punta a punta y la Costa Oeste de EEUU!! Uhmmmm, yo creo que me iría a una casita rural en la Costa Azul… o la Provenza, alquilar un coche y ala! a la aventura pero en plan tranqui! (relax ante todo).
    …También me gusta el mismo plan, pero en Japón. Sí, soy de extremos, vaya. XD
    Abrazos,
    Marián.

  • Estas fotos son…..preciosas!!!!!
    La Luna de Miel, la repetiría miles de veces!
    Es un viaje especial( aunque, como dices tu, sea cerca)

    Un besito!

  • Formentera es el plan perfecto para irte con tu novio en verano June. Yo lo hice en su día con Miguel y nos alquilamos una vespa blanca y nos recorrimos la isla de punta a punta. Sin dudarlo, ese fue el verano de mi vida, tengo muy buenos recuerdos de ese momento y de lo que sentía por dentro. Me encantaría volver pero no sería lo mismo, porque como acabo de decir, ese viaje me trae muchos recuerdos y me da una sensación especial por dentro.

    Para mi luna de miel me encantarían varios destinos, estoy como loca por conocer China y Australia, pero no le hago ascos a alquilarme un todoterreno y hacerme toda la costa de EEUU, me muero por conocer California, tiene que ser una auténtica pasada…

    Se que pueden ser muy míticos, también me iría a un sitio rollo Madagascar en un hotelito mono y perdido de todo donde desconectar y por supuesto 🙂

  • ¡Me encanta la idea de la nevera llena! jajaj nosotros no teníamos viaje preparado, el día después de la boda miramos destinos, cogimos la maleta y en una hora estábamos de viaje, tocó Praga, nos encantó, pero como si hubiese tocado Burgos porque no había plan por ningún lado… ¡Pablo con las prisas se llevó el traje y la corbata! Siempre es bonito si es juntos. Feliz finde.

  • Maria

    es un post antiguo pero … no me quedo con las ganas.. me casé a los 40 … y en enero…
    y nuestro viaje de novios fue increíble.. ya habíamos estado juntos en la Habana, en Samaná, en París… pero el viaje de novios fue en Venecia, en enero. y fue una pasada. La ciudad prácticamente para nosotros. Nunca estamos solos porque entre los dos sumamos tres hijas de diferentes edades así que pasear del brazo, charlar, ir de osterias, probar pizzas hasta encontrar la pefecta, localizar restaurantes, todo rodeados de los canales, las góndolas (a la que no subimos) y la maravillosa belleza de Venecia.. fue una pasada (además, la primera noche fue un regalo en un palazzo en Arba, al norte de Italia…donde hice fotos con mi vestido de novia, a las 7 de la mañana…a -8 grados!) simplemente porque nos apetecía, porque era divertido y porque de lo que se trata es de ser feliz (mi chico es fotógrafo)
    (me encanta tu blog June, enhorabuena por ese cambio de etapa 😉