x

La familia de Courtney Adamo

New in the jukebox

Todas las fotos son del Instagram de Courtney y su marido Michael
Su familia, su estilo, su casa, su negocio… Me encanta esta bloguera americana, afincada en Londres, que gestiona junto a dos socias Babyccino; un portal de ropa y accesorios de bebé en el que todo es bonito. Allí pone en contacto pequeñas marcas artesanales pero preciosas de todo el mundo con compradores que acuden a Babyccino como referencia para ver pequeñas marcas desconocidas y especiales en un único lugar. (Además hay varias marcas españolas, qué ilusión me ha hecho!).

 

Courtney vive en Londres desde hace más de diez años con su marido y aquí ha tenido a sus cuatro hijos (que son a cada cual más guapo) y que siempre lleva vestidos de llorar (de emoción). Su Instagram es de estos que descubres y te tiras tres horas haciendo scroll y cada foto te parece más bonita que la anterior, te entran ganas de hacer pantallazos a todo y darle a me gusta a absolutamente todo. Ya no sólo sus hijos, ella tiene un estilazo!
Todos los años, desde hace más de doce, pasan las vacaciones familiares en Positano, en Italia; desde que tuvieron su primer hijo, hasta ahora que van con cuatro.  Una cosa que me encanta es que siempre se hacen la misma foto en la barra del mismo bar, de tal forma que después pueden ver cómo ha ido creciendo la familia a lo largo de los años y cómo han ido evolucionando ellos mismos. (Me encanta, yo lo hago con mi familia en los cumples: siempre nos hacemos la misma foto en la cocina 🙂
Los locales ya les conocen y les vacilan diciendo que cada año llegan con un niño nuevo. Yo conocí a Courtney a través de A Cup of Jo, donde una vez compartió todas sus direcciones de Positano y cómo se cuida ella para estar siempre tan chic y tan natural (que yo, después, me empollé).
La semana pasada Courtney perdió su cuenta de Instagram con cuatro años de recuerdos porque alguien denunció una foto en la que su bebé salía mirándose la barriga en pañal. Era una foto de lo más inofensiva y que en ningún caso se podía malinterpretar. Probablemente se tratara de alguien malintencionado que denunció su foto como contenido ofensivo vete a saber por qué e Instagram cerró su cuenta al completo de forma preventiva.A raíz de esto, se creó un hashtag y montones de menciones a Instagram para que por favor revisaran su caso y trajeran su cuenta de vuelta, ya que en ningún caso ofrecía material obsceno o malinterpretable. El domingo finalmente, se reactivó su cuenta gracias a la presión de toda la comunidad que pidió su vuelta y a un montón de gente que, de forma altruista, le echó un cable dentro de la compañía.

 

Esta situación, que he seguido a través de redes sociales, me ha hecho pensar en varias cosas… La primera es la vida de los otros. En Instagram parece que la vida de la gente es ideal (sobre todo si tienen un poco de maña con la cámara): que sólo van a restaurantes de moda, que tienen hijos monísimos que siempre son buenos, que visten de maravilla, que tienen unárbol del dinero, que están siempre de vacaciones… Pero lo cierto es que la gente no saca sus momentos feos y días malos, pero los tiene. Con cuatro niños, seguro que más de una vez le han entrado ganas a esta mujer de volver a su época sin niños durante unas horas (o unos cuantos días). No es oro todo lo que reluce en Instagram y si bien la gente comparte lo bueno, que sea para inspirar y emocionarnos; no desear lo que no tenemos y pensar por qué ella sí y yo no, por qué yo no soy así o lo que sea. Tú eres tú y otros, son otros. Precisamente son esos pensamientos los que más frustración e infelicidad generan en las redes sociales. Hay que ver las cosas en perspectiva.Y por otro lado he pensado, ¿a quién estamos cediendo las fotos de nuestra vida? Esas que tanto nos curramos de nuestras vacaciones, nuestros hijos, nuestra familia, nuestro perro. ¿Por el capricho de un individuo mal encarado o por la decisión de un desconocido a miles de kilómetros, todos tus recuerdos, tus comentarios, tus esfuerzos, se habrán ido por la borda? ¿Se pierden para siempre? ¿Sin más? ¿Sin explicación? Para estas preguntas aún no tengo respuestas pero mejor tenerlas presentes… y seguir investigando.

 

En cualquier caso, me alegro mucho de que la cuenta de Courtney esté reactivada de nuevo. Su familia y ella son pura inspiración visual. Me alegro también de que en un mundo de anonimato como son las redes sociales, quizá haya algunos malos pero hay mucha mucha gente buena deseando ayudar. :)¡Buen martes!

p.d: más cuentas inspiradoras y la historia de la vajilla de Ana.

21 comentarios

Escribe un comentario
  • Vaya familia más preciosa!!! Por Dios, que monada de niños! Bonita reflexión y buen descubrimiento, viciadita a tu blog que estoy!! Un besito enorme, Nuria.

  • ¡Totalmente de acuerdo June! Esta familia me encanta y fue una pena enterarnos de que habían cerrado su cuenta.

    Es increíble como gran parte de la comunidad se volcó en este caso y ejerció presión para que le devolvieran su cuenta. Increíble y un lujazo porque así sus seguidores podemos seguir disfrutando de sus fotos que como bien dices, son pura inspiración.

    ¡Un beso!

  • Me ha encantado conocer a esta familia, que estilosos por favorr.. más aun me ha gustado tu "la vida de los otros", realmente ver chicas, señoras, parejas, familias… requete-requete-ideales (y me quedo corta con los requetes) te hace dudar de lo mal que llevas los momentos de estrés familiares, los pelos, la casa patas arriba.. jajajaj un besín grande! tú si que eres ideal!

  • Ey!! Ahora me di cuenta de que tienda es!! no la conocía a ella! un placer..

  • Yo la conocí gracias a ti, que lo comentaste en instagram. Desde luego la foto no podía ser más tierna. No sé qué mente retorcida pudo denunciarla y cómo instagram bloqueó sin ningún criterio la cuenta.
    La parte buena es, sin duda, toda la gente que salió en su defensa pidiendo que se la devolvieran y que gracias a este desafortunado episodio, muchas hemos tenido la suerte de descubrirla! Así que gracias!!

    Interesante reflexión la de a quién cedemos nuestras imágenes y qué criterios utilizan para valorarlas. La última foto del marido de Courtney dice que ayer recibieron 5 advertencias de instagram más, desde luego es como para replanteárselo…

    Por cierto, creo que es la primera vez que comento pero tienes un blog precioso… da gusto pasarse por aquí!

  • La gente esq tiene una mala leche q yo alucino, me alegra q le hayan reactivado la cuenta. En cuanto a lo de pensar sb las fotos en la red, yo mejor no lo hago q me entra paranoia….

  • En el mundo hay gente para todo. Gente que sólo publica fotos y texto cuando está de bajón y gente que comparte sólo momentos felices.
    En muchos casos la gente publica sólo de cara a la galería, mi feeling con ella es que utilizaa instagra como un lugar para documentar su vida, un poco para ella, un poco para su familia y un poco por esa comunidad que se crea en IG que resulta la mayoría de las veces tan agradable.

  • La gente se está volviendo un poco paranoica con aquello de publicar fotos de niños en Redes Sociales. Sí que es verdad que es un tema un pelín sensible y que el dilema sobre los derechos de imagen en internet está a la orden del día, ¡pero bueno!, yo también sigo la cuenta y tengo que decir que esta familia es una maravilla, los niños son para comérselos y la ropita que ella recomienda ideal. Me parece estupenda la iniciativa de tener una cuenta de Instagram que pueda servir como referente a personas con intereses comunes, otras mamis deben estar encantadas. Lo de Positano me lo apunto, porque amo Italia y este rinconcito tiene buenísima pinta (quién sabe, igual algún día me cruzo con esta familia y tengo que contenerme las ganas de achuchar a la pulguita de los morritos.)
    Enhorabuena por tu blog June, soy muy fan de todos tus post, incluso creo que me has servido de inspiración para crear el mío. Si tienes un huequito puedes visitarme en http://www.sheplaysthebanjo.com/. Aún estamos en proceso de construcción, poco a poco.

    • Tienes un blog precioso Elena, me lo guardo para seguir leyéndolo y muchísimas gracias por compartirlo conmigo. 🙂

  • mi hijos son lo más lindo de mi vida y a eso le añado que mi familia vive lejos así que Instagram es para mi una herramienta maravillosa (y aterrradora a la vez)

    Puedo llegar (con esfuerzo) a entender que se denunció su foto (con mucha mala leche y una mente bastante retorcida) por que aparecía algún tipo de desnudez, encima hay menores por medio y la cosa se pone complicada. De hecho etiqueté fotos mías y repost de las fotos de Courtney, tal y como su marido @michaeladamo pidió, y fueron borradas por Instagram con la amenaza de cancelarme la cuenta .

    La verdad es que mi indignación con Instagram ha ido en aumento porque cuando vas a explorar en sus fotos encuentras que encuentras fotos de lo más peligrosas, transtornos alimentarios, suicidio, pornografía… y esas cuentas están activas! Es más investigando para un trabajo descubrí que se permiten hashtags como #ana #cutting #selfharm y son plenamente conscientes puesto que te aparece un aviso indicando que las imágenes mostrarán contenido gráfico… no es hipócrita cancelar una cuenta por una foto "inapropiada" como la de Courtney y no cualquiera delas cuentas en las que aparecen estos tags?

    La reflexión que haces sobre cómo se ven las vidas de los demás a través de la red me parece de lo más interesante, de hecho le doy muchas vueltas al tema y cuando encontré este post de otra de mis family-bloggers favoritas, Sidney de The Daybook Blog, no pude evitar ver los blogs desde otra perspectiva

    http://www.thedaybookblog.com/2013/12/ive-been-thinking-about-this.html

    Espero que te guste!

    P.D.Cómo me enrollo!!!

    • Hola!

      De enrollarte nada. Da gusto leer opiniones y comentarios!

      Yo también sigo muchas veces a The Day Book y esta reflexión no la había visto! Me ha parecido muy interesante, me imagino que estas chicas, con un altísimo número de seguidores, con una parte de sus vidas expuestas al ojo público y la seguridad y libertad de palabra que da el anonimato de las redes sociales no debe ser fácil…

      Seguro que a menudo se plantean mandarlo todo a tomar por saco y finalmente, deciden mantenerlo, no dejarse llevar por las críticas de desconocidos, aprender a soportar la presión y a poner distancia… Sin duda, debe ser duro. No sólo porque hablen de ellas sino de sus familias también y de la gente que quieren.

      Muchas gracias por compartir tu opinión!

  • Lo que le ha ocurrido a Courtney es una auténtica pena pero desgraciadamente, existen gente malintencionada en las redes sociales.Yo prefiero seleccionar las fotos que subo, no me acabo de fiar..
    Bss 🙂

  • Mi opinión personal es que no hay que pasarse subiendo fotos de niños a las redes sociales, tengo amigas que lo hacen y me parece exagerado, está bien compartir los momentos bonitos de tu familia, ¿por qué vas a ocultarlos?, pero se tendría que hacer con más moderación. Por otra parte, también opino que cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida y, mientras no hagas daño a nadie, y tu pareja esté de acuerdo, me parece perfecto que muestres tu vida en Internet, y más con fotos tan monas como las de esta familia (la niña pequeña es un amor!!).
    Dicho esto, no entiendo que nadie tenga que decidir qué es correcto y qué no lo es, y tal vez Instagram pueda tener derecho a eliminar una fotografía en concreto (o todas las que incluyan hashtags como los que comenta onedaybyh) pero no una cuenta completa con fotos que, por mucho que estén en internet, son propiedad de una persona, es su vida y, como he dicho, cada uno con su vida hace lo que quiere…
    Yo también me enrollo demasiado, jajaja…

    Un placer leerte, as usual…

    Besos 🙂

    • Muchísimas gracias!! De enrollarte nada que a mí me encanta leer vuestras opiniones y reflexiones. Gracias, gracias!

  • Hola June. Es la primera vez que dejo un comentario, aunque te leo hace tiempo. Llegué hasta aquí a través de conocidos comunes y está claro que tienen buen gusto 😛

    Me enteré de esta historia a través de Instagram y, aunque estoy prácticamente de acuerdo con todas tus reflexiones en este post, echo de menos un debate que creo que no se está planteando (y me parece alucinante). ¿Y si quien denunció la foto en primer lugar no era un ser envidioso y retorcido? ¿Y si, movido por su subjetividad, pensó que alguien con menos escrúpulos podría hacer algo indebido con la foto de la niña? Es decir, ¿y si a quien denunció la foto Courtney le importa tres narices y quien le preocupa su hija?

    Como dice Carla in Savannah, para mí, toda esta historia debería hacer pensar a más de uno y más de una sobre el uso que hacen de sus hijos en RRSS. ¿Dónde acaba el querer compartir un momento familiar y dónde empieza el uso de ese momento para aumentar la popularidad de una cuenta de Instagram? Quien dice Instagram dice perfil de Twitter, blog, etc. ¿Courtney solo subió la foto de su hija porque le pareció un recuerdo bonito o también porque alimentaba así un canal de comunicación que apoya su estrategia de negocio en Babyccino?

    Yo no tengo una respuesta clara, pero creo que poca gente está pensando en esto y me parece una cuestión de base.

    • Con este mundo de las nuevas tecnologías está cambiando todo! Se plantean un montón de dilemas morales y no hay una guía establecida sobre lo que cada uno debe hacer pero desde luego es como para planteárselo y reflexionarlo a nivel personal.

      Incluso están cambiando nuestros hábitos de consumo, de socialización, de entretenimiento… vamos un poco a salto de mata; desde luego son tiempos interesantes en los que vivir!

      Muchas gracias por tu opinión y reflexión!

      Un abrazo!

  • Anónimo

    De acuerdo contigo EDB, muy buena tus reflexiones, de hecho, tengo en mente concretamente un blog nacional donde es continua la sobre exposición de las hijas de la autora en las redes y a cuya mencionada le ha servido para obtener una relevancia bastante importante, y a mi parecer, sacar tajada de ello…no se si esto es lícito/moral o no….
    Me agrada saber que no soy la única que piensa así

  • Yo no sabia lo que habia pasado, ahora se !

    Me gusta mucho tambien el estilo de esta familia ! venden suenos !