x

SÍ SE PUEDE

New in the jukebox

Foto de mi Instagram
Ayer corrí la Carrera de la Mujer en Madrid. Buscando una forma de forzarme a hacer deporte regularmente, mi compi de trabajo Dani me sugirió que me apuntara a una carrera para así tener una meta fija y obligarme a salir a correr cada semana. Me pareció una gran idea y hace dos semanas me enteré de esta y me apunté, sin haber corrido en mi vida. 
Ayer, salí con mi amiga Rocío y 30.000 chicas más para hacer 7 km por la mujer, por la lucha contra el cáncer de mama. Y en el recorrido me dio por pensar… Me fijé en todos los hombres que había animando a sus chicas. A todas las chicas. Vi la bondad de esa gente que acompaña y quiere a sus mujeres, a sus hijas, a sus primas. Que están tan orgullosos de ellas, que nos llamaban campeonas. 
Sentí como subía mi adrenalina al ver a tantas mujeres subiendo por la Gran Vía y pensé en que significaba realmente todo aquello. Lo que yo entendí es que estábamos formando parte de un canto a la vida. Que todos esos pasos querían gritar que la mujer también puede, que es muy fuerte y que está dispuesta a todo. Que ahora corremos, trabajamos, tenemos familia, viajamos, disfrutamos como las que más. Como nunca. Que tenemos que apoyarnos entre nosotras y que somos apoyadas por todos esos chicos que venían a animarnos, a alegrarse por nosotras, a correr por nosotras. 
Me di cuenta de que esta carrera es una parábola de lo que puede llegar a ser la lucha contra una enfermedad como el cáncer, contra cualquier enfermedad, cualquier obstáculo: las ganas de rendirse, las cuestas arriba. Y sin embargo gritarse internamente: continuar, continuar y continuar y no pararse. Y no rendirse nunca. Ante un mal por desgracia tan común y tan cercano para todas, ninguna corre sola y lucharemos por conseguir nuestra meta. Siempre. 
Yo nunca había corrido 7 km antes. Desde los 12 años he tenido problemas de rodilla que hicieron que pasara toda mi adolescencia con muletas. Me operaron cuatro veces y en una ocasión tuve que volver a aprender a andar de cero. Durante años no he podido arrodillarme, ponerme tacones, hacer deporte, correr. Antes de la carrera sólo había hecho 3,5 km y ni en el mejor de los sueños pensé que iba a terminar la carrera sin pararme. 
Y sin embargo. Todas estas reflexiones y las imágenes de la gente a la que más quiero, de la gente que conozco y está sufriendo y está aguantando como una leona lo que la vida les está trayendo, me dio fuerzas y recompuso mi espíritu y me recordó que sí se puede. Que se puede todo. Que dentro de mí está the eye of the tiger y que soy mejor de lo que creía. Que está dentro de todas. Que somos mejores de lo que nos creemos. 
Sí se puede. 
A todos los luchadores. 
A las pequeñas conquistas. 
p.d: mi otro gran reto

24 comentarios

Escribe un comentario
  • Luchadora nata !!!

    Cuánto me alegro! Será que estoy sensiblona pero me has emocionado !

    Un beso fuerte jabata, espero verte prontito

  • Precioso texto, June!
    Yo no soy de correr, pero en carreras así sí que he participado a veces porque me parecen iniciativas muy buenas.
    Me alegro de que disfrutaras la carrera y pudieras reflexionar tanto 🙂

  • Eres una campeona!! yo me he apuntado a muy poquitas carreras pero siempre se terminan con gran satisfacción, y mas aún cuando son por una buena causa.

  • Fue genial. A mi también me pellizco las tripas.
    ¡Felicidades campeona!

  • ¡Guau, Marina! Me has dejado sin palabras y hasta me has hecho saltar una lagrimilla.
    Ya te he dicho en alguna otra ocasión que llevo una temporada en la que no estoy muy fina y tú lo cuentas todo tan bonito…

  • Marina, hace unos meses tuve la misma sensación que describes. Yo corrí la carrera en Zaragoza, y se me pone la piel de gallina al recordar la emoción. Realmente fue una carrera preciosa, el sentimiento y la emoción de ese momento son indescriptibles. La energía durante toda la carrera fue buenísima, de unión, de comprensión y apoyo por parte de la sociedad masculina, y la certeza de que juntas y juntos podemos hacer muchas cosas. Muy recomendable. Estoy deseando tener de nuevo la oportunidad de correr otra de las carreras, esta vez en Valencia. Un abrazo grandote!

  • ¡Enhorabuena, Marina! Eres un gran ejemplo a seguir, y estoy orgullosísima de ser tu tocaya (a ver si vamos a ser familia lejana… ¿Tú no serás de los Escolano de Novelda?) ¡un besote enorme y a seguir adelante! 😀

  • Eres buena corriendo, pero eres aún mejor contándolo.
    ¡Enhorabuena por el logro y por este post!
    Me alegro de haber ayudado a despertar el monstruo/runner que hay en ti 😉

  • El domingo fue muy especial para mí y para todas las chicas de mi familia que nos unimos para hacerlo. Mi hermana fue operada de cáncer hace un año, y estuvo allí corriendo como una campeona, sonriendo a la vida, demostrado que podía hacerlo, y con ella estuvimos las demás, disfrutando cada segundo.
    Una mañana de domingo que no se olvida.

  • Aupa campeona! Todo un ejemplo a seguir!

  • Congratulations!! This is amazing! I'm proud of you 🙂 I know you've struggled so with your knees. I'm glad you were able to do this! So inspiring! xx