x

AZUL

New in the jukebox

Lo que más le gustaba de Florence, como le decía a menudo, eran sus ojos, de un azul franco, que le producían la misma sensación que la frescura de su copa. “Tus ojos me quitan la sed”. 


Irene Nemirovsky – Suite Francesa



Estos días me he levantado con ganas de azul. Con unas ganas locas. Ganas de verano y frescor, de sol, de isla, de no pensar, de relajar, de mar, de isla. Ganas de mi color favorito. 
Foto de Lucy Williams
Tengo ganas de lugares azules: de volver a Formentera, a Santorini o a Lisboa. Cualquier lugar donde el agua sea tan cristalina. Es que yo no se que tiene ese agua que te hace no querer estar en ningún otro sitio del mundo más que ahí. 





Tengo ganas de tener mi refugio y llenarlo de cosas azules y de ver el mar… Pero no sólo un día, si no un mes, un año! Siempre he querido vivir una temporada en un sitio con mar, vosotras que vivís allí, ¿cómo se siente? 

De momento sólo puedo mirar estas fotos y morirme de ganas pero sólo de escribir sobre el color, de imaginar ese agua… ya se siente un poco mejor. 
A todos los que estáis en vuestras oficinas o vuestras ciudades, espero que estas imágenes os hayan quitado un poco la sed. 







p.d: tengo morriña del azul de Sicilia y uno de mis veranos más increíbles,  la isla según mi iPhone y los sitios que no te debes perder si vas algún día por allí. 

23 comentarios

Escribe un comentario
  • El azul también es mi color favorito, precisamente por todas esas cosas que dices.
    Me transmite muchísima paz, tranquilidad, me devuelve al verano, a los paseos por la playa, al mar, a unas vacaciones en Menorca (que de momento es la isla más bonita en la que he estado), a cuando era pequeña y solo quería llevar cosas azules…
    A cosas buenas, vaya 🙂

  • Pues si que me ha quitado la sed, si. Si vieras las vistas que tengo desde mi ventana, asfalto y más asfalto, ni un poquito de verde. Bueno le daremos nosotros el toque de color. Un besito.

  • Gracias por traer un poco de azul a estos días particularmente grises. Todos los años intento estar cerca del mar, me da igual el color, aunque he de reconocer que las calas mediterráneas con ese azul intenso son mi perdición.

  • Yo vivo junto al mar, aquí nací, crecí y volví tras unos años en Madrid echándolo de menos pero he de decir que aunque mi amado Cantábrico es precioso, me muero de ganas de irme a vivir a Baleares y despertarme cada día con la luz del Mediterráneo pero mi querido novio mallorquín está encantado con la vida en Gijón… jaja
    En fin… Igualmente es un lujo, donde sea, poder tener el mar a la puerta de casa

  • Y quién no tiene ganas viendo todas esas preciosas fotos? Yo vivo en la costa y tengo azul, pero tengo ganas de amarillo, de sol! 😉

    • Te lo cambio, vivo rodeada de campos de trigo y secarral, en el centro, meseta castellana, Guadalajara para más señas, ahora todavia se ve un poquito de verde, pero en unos días, mire donde mire, campos de cereal, alguno de lavanda y girasoles. Besos!!

  • Pues yo vivo al lado del mar, en San Sebastián ciudad preciosa pero con el tiempecito que tenemos aunque te parezca mentira también sueño con irme a una islita desierta de aguas cristalinas y agua más templadita que aquí. Me muero de ganas de un chapuzón y sentir ese calor con la brisilla típica que acompaña el baño….
    Como ves, lejos de quitarme la sed me has dado más ganas! A ver si empieza a hacer bueno por estos lares porque aun estamos con abrigos, lluvia, frio…snif…

    • Te envidio por el lugar donde vives, aunque entiendo que eches de menos el sol, San Sebastián es una de mis ciudades favoritas. Paciencia que en unos días sale el sol a tope, besos!!!

  • Es increíble, al ver las fotos hasta me ha venido el olor a mar, también me gusta el azul, las playas cristalinas, las casitas blancas y las islas tranquilas…
    Besos!!!

  • El Verano ya está a la vuelta de la esquina, y ¡qué ganas!
    Aunque este Verano sea un no parar de trabajo, pero aprovechar cada momento.
    Yo soy de Alicante, ¡tengo la playita al lado de casa!
    ¡Qué pases una feliz vida de color azul!

  • Yo profeso un amor profundo a nuestro Cantábrico, que no tiene la luz del Mediterraneo, pero su carácter y su viento del norte son dignos de admirar. Casualmente, es justo en invierno cuando más me sacia. En esas semanas que no paras, que estás hasta arriba y de repente llega el viernes a la tarde. Me encanta ir paseando hasta la desembocadura del Urumea, aunque ya está todo oscuro y se abre ante mí un todo negro… esa no-visión me hace sentir cerca de los que hace años tenían la valentía de surcar los mares a ciegas, pensar a dónde irían… y empiezo a relajarme, con el viento del norte refrescándome las ideas y el sonido de las olas envolviéndome…. Ese es mi momento favorito, un parón consciente para saborear el estupendo fin de semana que tengo por delante. Se podría decir que mi mar es azul-oscuro-casi-negro.

    Besos!!

    P.D.: Suite Francesa es deliciosa.

  • Estos azules son tan de verano! Tan de aquí!!!!
    Me encantan! Y la idea de Formentera todavía más, en moto, hacia una cala pequeña bonita y azul! 🙂

    Besitos!

  • Que imágenes mas preciosas, que ganas de azul, de mar y de verano! Su.

  • El azul es mi color, solo el sonido al pronunciarlo o los nombres de sus colores derivados, índigo, turquesa, cobalto, …. evocan sentimientos misteriosos, profundos, refrescantes….

  • Que bonito lo que dices, ya leí en una entrevista que te gustaba Formentera. Debes saber que hay alguien que te lee desde la islita, yo soy de allí! 🙂 Aunque ahora por estudios esté fuera, ese azul siempre me devuelve a casa y casi puedo notar el olor a sal. En cuanto vuelvas, aquí tienes una guia turistica dispuesta a enseñarte cada rinconcito.
    Un abrazo!

    • Muchísimas gracias María, me encantaría ir por allí y encontrarte. Un abrazo muy grande

  • Pingback: UNA SEMANA EN FORMENTERA E IBIZA | June Lemon Jukebox | June Lemon Jukebox | Life, Style, Love & Travel

  • Pingback: 2014 | June Lemon Jukebox | June Lemon Jukebox | Viajes, cultura y reflexiones

  • Pingback: Sobre la Luna de Miel | June Lemon Jukebox

  • Pingback: Los cuadernos de Alfonso Casas | June Lemon Jukebox