x

Regalos para el día de la Madre

New in the jukebox

 

El día de la Madre está a la vuelta de la esquina y llega el momento de regalarle algo a tu madre para agradecerle entre otras muchas cosas, que tú estés por aquí rondando. Así que antes de catapultarse a cualquier tienda a por cualquier cosa para salir del paso, te propongo que pares un segundo a pensar qué es lo que se celebra ese día, quién es tu madre y qué crees que de verdad le gustaría. Aquí van algunas ideas diferentes, sencillas y baratas para que a tu madre se le caiga una lagrimilla de emoción…

 

Una carcasa con fotos de toda la familia. Esto se lo regalé yo a mi madre por su cumple este febrero y fue El Exitazo. Coge fotos de todos tus hermanos haciendo el gamba de pequeños, una de vuestros veranos en la playa de Motril, de tu padre y ella de jóvenes, de sus padres, de todo lo que a ella le emocione. No sabéis como farda de familia mi madre en clase de inglés. 😉 Es un regalo barato que hace mucha ilusión, además si celebramos el Día de la Madre, ¿qué mejor que hacerle un regalo relacionado con sus hijos y su familia? (Yo encargué la mía en Casetagram).

 

 

Algo a juego. Porque te acuerdas de cuando os vestía a todos los hermanos iguales en plan equipo de fútbol y os miraba orgullosa. Porque sabes que cuando uno se hace mayor, se aleja inevitablemente de ella y puedes entrever cómo lleva con resignación que su nido va quedándose inevitablemente vacío. Imagínate qué ilusión le puede hacer que le regales algo que llevéis los dos a juego, seas chico o chica. “Mamá, yo también me he comprado una para llevarte siempre conmigo”.  Le da algo. (Yo le regalaba un collar de gotitas con nuestras iniciales de Bag Accesorios).
Foto de Julia Robbs para A Cup of Jo
Algo con sus iniciales. Porque nada se siente más adulto ni más importante que ver tus iniciales estampadas en una buena pieza: un bolso de cuero que le dure siempre, una vajilla, un albornoz… Lo que se te ocurra pero con sus iniciales de “soy una Señora“.  (El de la foto es de Cuyana, pero no hacen envíos internacionales).
Flores. Porque una no se cansa de recibir flores jamás. Pero flores pensadas y bonitas, escogidas con amor por ti o por la florista en su defecto. Las flores pueden (y deben) acompañar todos los regalos anteriores. Porque este es su mes, porque estamos en primavera y porque para bella flor, ella. (En Madrid yo las compraría en La Alfabia o en Sally Hambleton y en cualquier caso, escogería un montón de ranúnculos de colores).
Foto y cojín de Berta Salinas
Demostrarle que aunque ya no estés en casa, la echas mucho de menos. Con este cojín de Berta Salinas, que es precioso y siempre le sacará la sonrisa y le recordará que tú ya por ahí no andas, pero que al final sigues siendo eso, su niño y ella, tu madre. Eso siempre. Acompáñalo de palabras “Mamá, que no me olvido de ti. Aunque ahora viva lejos“. Y un abrazo.
Acompáñala. Dedícale una tarde para hacer eso que a ella le hace tanta ilusión y que a tu padre no le apetece nada o que ella misma nunca se permite hacer. Ese plan que siempre ansía y que no hay forma de que salga. Llévatela a la exposición del Greco a Toledo con su respectiva explicación de tres horas, a pasar un día de treking en la Pedriza. Al zoo. A volver a ver el mar… Ella manda.
Dale una alegría. Haz eso que siempre te pide que hagas y que no hay forma. Desde recoger tu cuarto, ayudarle a fregar… O afeitarte. Piensa por qué te lo pide y dale el gusto a la mujer, que es tu madre.
Esa que está ahogando al bebote soy yo 🙂
Recuérdale qué día es hoy. El día de la Madre, cuando vayas a verla, entrentente un rato más de la cuenta en casa y saca todas esas fotos que hacen que os partáis de risa, pregúntale por cuando erais niños, por vuestras trastadas… Pregúntale por ella. Y recuérdale, a través de sus propias historias sobre vosotros, lo que probablemente fuera para ella la época más feliz de su vida. No hay mejor regalo para una madre que el reconocimiento sincero a su labor, a sus esfuerzos y a todo el amor que ha entregado a sus hijos.
p.d: este post se lo dedico a mi madre, que se que me lee siempre y me apoya siempre y que cuando lea esto se va a ilusionar como con el mejor de los regalos. Gracias mamá, yo de mayor quiero hacer tan felices a mis hijos como tú nos has hecho a nosotros. Te quiero.
p.d 2: regalos para los chicos y las chicas de tu vida.

12 comentarios

Escribe un comentario