x

EL HOTEL DE SHAKESPEARE & CO

New in the jukebox

Todas las fotos vía Malbork
¿Cómo te quedas si te digo que es posible irse a vivir frente a Notre Dame en París sin pagar nada y con trabajo en uno de los lugares con más encanto de la ciudad?
La mítica librería Shakespeare & Co, a orillas del Sena, se convierte cada noche en el Tumbleweed Hotel, un hostal que no admite reservas y que te garantiza una anécdota de por vida que podrás contar a tus nietos. Prepárate para alucinar…

Para alojarte allí sólo tienes que hacer una cosa: presentarte allí y pedirle un hueco a Silvia, la dueña, hija del mítico fundador de la librería George Whitman. Ella te garantiza un lugar en el que dormir indefinidamente a cambio de trabajar en la tienda durante dos horas día, ser ordenado, leer un libro al día y escribir una página al día de la biografía de tu vida. 

Decía su fundador que dentro de su librería se producía una “utopía social” en la que todos los habitantes del lugar son personas de confianza y amables. Imagínate cuando se cierra la tienda al público y te quedas ahí con tus otros compañeros, en ese santuario centenario lleno de libros y de historia frente a Notre Dame… 

En la parte de arriba del local puedes ver un mural con todas las microvidas de los intrépidos huéspedes, páginas autobiográficas de todos los que se han dejado caer por allí desde hace más de 50 años. Me encanta que esta librería no sólo esté llena de historia y literatura si no que está realmente vivida! Es decir, no se trata de un decorado logrado, sino que realmente, es un lugar en el que pasan cosas. Si habéis estado coincidiréis conmigo en que es un lugar mágico.

Todos los huéspedes de Tumbleweed tienen una ficha en la que se narra su trabajo, el período de su estancia y la calidad de su desempeño en la tienda. Por allí han pasado cientos de chicos de todo el mundo y algunos de ellos han llegado a vivir allí ¡7 años! 

Cuentan además, que en la sección de niños hay una de las camas escondidas tras una cortina y que algunos sábados los niños sufren un microinfarto al estar leyendo tranquilamente y ver una pierna peluda asomar entre las cortinas de lo que parecía una estantería sin más. Me encantaría verlo. 

No salgo de mi asombro. Imagina todo lo que puedes llegar a leer o aprender allí. La de historias que puedes contar a tu vuelta, la gente que puedes conocer…  

¡El colmo cultureta!

Vía Malbork

19 comentarios

Escribe un comentario
  • Qué maravilla, Marina!
    Esta semana estás que te sales 😉
    Tu post de hoy me recuerda a la peli "Antes del atardecer", el personaje de Ethan Hawke estaba presentando un libro y había dormido allí.
    Soy muy fan de esa trilogía.
    Un besote!

  • A mi me encantó conocer la librería, es de esos sitios que enamora!enhorabuena por tu blog!!no me lo pierdo ni undía!besotes

    • Muchísimas gracias! No sabes qué ilusión me hace que me digas esto. Un abrazo!

  • Estupendo, me voy a París por un tiempo. No me esperéis despiertos, no sé cuando volveré!

  • Genial, me encanta! Ojalá pudiera vivir allí por unos días…

  • Me parece alucinantemente increíble. Estoy por irme allí de vacaciones!

  • qué sitio más maravilloso!!! no es que quiera visitarlo, es que quiero vivir allí!!!! qué chulada!!! me encanta!!!

  • Yo conocí Shakespeare hará ya 16 años, que se dice pronto. Es una visita ineludible cada vez que voy a Paris, no sabría explicarlo pero transmite algo especial.
    No conocía esta historia, me ha encantado, gracias por compartirla. Increíble!

  • Yo conocí Shakespeare hará ya 16 años, que se dice pronto. Es una visita ineludible cada vez que voy a Paris, no sabría explicarlo pero transmite algo especial.
    No conocía esta historia, me ha encantado, gracias por compartirla. Increíble!

  • Virginia de la Calle

    Qué interesante!! Me guardo este post para posible aventura entre palabras… me ha encantado 🙂

  • Oh my god, ¿por qué estas cosas solo ocurren fuera de nuestras fronteras? no hay nada como despertarse con el olor de unos libros viejos o soñar rodeados de grandes historias.

  • La zona de libros de niños es la de las cortinas con todos los papelitos colgando. Me extrañó que hubiera una cama allí, pero pensé que sería para que los niños leyeran agusto.
    Yo me hubiera quedado a vivir

  • Sofia

    Hola! Muy interesante tu post, mg mucho! Queria preguntarte, ya q no se puede reservar antes de ir, si siempre hay lugar disponible para quedarte, no vaya a ser cosa q llege ahi y me digan q no hay mas lugar y me tenga q quedar como vagabunda!