x

Mi manifiesto navideño

 

La Navidad es una época muy especial. Tiene mil rasgos característicos. Mil olores. Mil sabores. Está llena de detalles y este año me he propuesto vivirla como se merece. Puede que sea una época de despilfarro, de compromisos y de comilonas pero también puede ser un tiempo de buenos propósitos, de mirar y pensar realmente en las personas que te importan, de disfrutar de los momentos juntos y sacarle una verdadera sonrisa a alguien, o crear algo de lo que te sientas orgulloso. Este año quiero hacer sentir a los demás y a mi misma, que realmente es Navidad.
Este año me he inventado mi propio manifiesto, para hacer de la Navidad un momento realmente especial no porque toque, sino porque me lo he propuesto así. Quiero sentar el principio de una verdadera tradición.

Fotos de The Sweetest Ocassions
Navidad sin regalos… no es Navidad. Pero este año me he propuesto que todo lo que compre, lo envolveré por mí misma, bonito y único. Con ramitas de pino o con algo característico. Y además intentaré meter siempre una nota, pensada y dedicada que explique el por qué de ese regalo. Aunque sea un pijama. Intentaré que cada paquete hable de estacionalidad, de que es invierno y hace frío y sólo quedan árboles de hoja perenne, que hable de mi y del interés y dedicación que he puesto en el verdadero acto de regalar y si puedo, incluiré algo hecho por mí para hacerlo aún más único. De mi para ti.
Me pondré guapa cada día. Leí hace ya mucho tiempo que las fiestas y reuniones sociales son un auténtico rito de respeto y gratitud que nada tienen que ver con los regalos. Cuando alguien te invita a una fiesta que es importante para él o ella como un cumpleaños, realmente te está honrando con su invitación, con su esfuerzo de preparación, con su inversión en que te lo pases de maravilla y disfrutes a su salud. Cuando tú eres invitado a una fiesta, debes entender este honor y mostrarle tu gratitud y respeto vistiéndote acorde con la situación, dándole la solemnidad que le da el anfitrión y con la mejor predisposición a pasar un verdadero buen rato. Creo que esa es la forma más simbólica de expresar que alguien te importa de verdad y que entiendes la magnitud de ese hito para ellos y que quieres participar de él.

 

 

Pondré una corona sencilla en la puerta de mi casa. De esas que anuncian bienvenida a los que llegan y que marcan que la época del año en la que nos encontramos de una forma discreta pero inequívoca. Intentaré que sea de ramitas naturales y la dejaré secar y con suerte la guardaré para otros años o la utilizaré como centro en futuras comidas. Le daré una segunda vida de una forma o de otra.
Escribiré felicitaciones navideñas a mano. A la gente que más quiero y que se que le va a hacer ilusión. Un mensaje corto, pero pensado y espero recibir algunas también para ponerlas en algún sitio visible y recordar que en Navidad no todo son formalidades y convencionalismos sino que también hay intención y que si existe y perdura, es por algo. Es como si fuera una fecha límite para decirle a tu gente que piensas en ella al menos una vez al año. Vale que puedes decirlo en cualquier otro momento sí, pero no está mal como recordatorio. A veces estamos tan ocupados y concentrados en lo importantes que son nuestras vidas que nos olvidamos de la gente que orbita a nuestro alrededor, que también tienen problemas y alegrías que contar y que de cuando en cuando, necesitan unas líneas que les recuerdan que tu mundo se ha parado unos minutos para ellos.

 

 

Me esmeraré en la decoración de las mesas. Entre tanta comida multitudinaria, vorágine navideña y despiporre también hay espacio para los verdaderos detalles. Esas pequeñas cosas que hacen que tu cena no sea otra cena más. Yo creo que hasta el comensal más cínico aprecia los detalles y el esmero . Entienden el mensaje que quieres enviarles: que te has preocupado por ellos, que has querido que realmente se sintieran invitados de honor y disfrutaran de la experiencia. Todos sabemos como son las familias… pero precisamente por eso estos propósitos se hacen en Navidad.
Hablaré con cada uno de mis familiares y me interesaré por ellos. Incluso aunque nunca haya tenido realmente una verdadera conversación con algunos. Con un qué tal verdaderamente sentido y una prueba de verdadera escucha e interés me doy por satisfecha. Pero eso sí, con cada uno de mis familiares. En cada una de las reuniones navideñas. Escucharé a mi abuela hablar del bingo y a mi tío de lo mal que está el empleo pero lo haré con gusto porque me lo he propuesto.

 

 

Prepararé recetas. Me esforzaré por ayudar en la preparación de las mil y una cenas e intentaré aportar algo de mi cosecha. Un postre, por ejemplo. Aprenderé todo lo que mi abuela y mi madre quieran enseñarme e invitaré a todos a que prueben lo que haya hecho. Pondré y ayudaré a servir la mesa. Al final la cena es lo de menos, es el tiempo de preparación el que cuenta. El que forma el rito y estrecha, para mí, los lazos.

 

 

Dormiré la siesta cada día. Entre comida y comida. Y descansaré disfrutando de las buenas horas vagas. Sin prisa y con mucha pereza, regodeándome en esa satisfacción personal que se siente al haber vencido al clima: estando tú calentito con tu manta y lo demás en el frío allá afuera. Me reiré triunfal. Me sentaré cerca de todas las chimeneas que vea. Dedicaré unos momentos al día al recogimiento. Disfrutaré los silencios y los ratos a solas, de los minutos mudos con mi familia. Olvidaré el Whatsapp. Daré las gracias.
Este año no quiero que la Navidad se pase volando ni llena de compromisos, quiero que sea una estación sentida. Que sea un momento de reflexión, que me enseñe cosas, que lo disfrute al máximo pero saboreándolo, que me genere inquietudes y que me invite a mejorar.
Que esta sea la Navidad en la que entendí el verdadero significado de la fiesta.
Este es mi manifiesto.

Guardar

49 comentarios

Escribe un comentario
  • Precioso manifiesto!!! estoy muy de acuerdo contigo y quiero llevar a cabo algunos de tus própositos, otros ya los suelo hacer… vivimos tan deprisa que no nos damos cuenta de vivir y saborear el presente. Felicidades por tu blog que sigo diariamente ,en el encuentro cosas muy interesantes y por supuesto Feliz Navidad!!!

  • Que lástima que se nos olvide todo esto entre tanta prisa. Gracias por recordarnoslo. Me apunto ya mismo al manifiesto 🙂

    • Gracias Anna! A ver si nos vemos pronto! Un abrazo enorme!

  • Me ha encantado!!! Me aplicaré el cuento!
    Muchas gracias!!! 🙂

    • Ahora queda lo mejor.. Que es cumplirlos! Jeje feliz navidad!

  • Precioso manifiesto… tal vez todos de vez en cuando deberíamos hacer este tipo de reflexiones… que con el día a día se nos olvidan.

  • Muy buenos propósitos, deseo que se cumplan todos y disfrutes de la Navidad al máximo.

  • Vengo a darte las GRACIAS…
    Esta mañana me pasé por aquí tempranito, leí punto por punto, me fui a gris berenjena, hice lo que tenía que hacer y vuelvo para darte las gracias.
    Círculo cerrado.
    O abierto…depende.
    Besos!

    • Gracias a ti también Marta, tu post me ha emocionado muchísimo! Un abrazo y muy feliz Navidad

  • Me encantan tus propósitos y buenas intenciones 🙂

    • Me alegro Mariel. Es algo queyo siempre pienso cuando me invitan a un sitio. Un abrazo!

  • Yo voy intentare hacer lo mismo… Promess!!

  • Me encanta Marina, yo este año también la voy a disfrutar "slow", quiero vivir cada momento, ponerle cariño e ilusión a las cosas, quiero disfrutar de los pequeños detalles y que no sea solo una fiesta comercial.

    Buenos consejos guapa!!! Bssss

  • Me ha encantado tu manifiesto! Me he trasladado a cada día de las fiestas de Navidad, porque a mi me encantan estas fechas e intento aprovecharlas al máximo. Pero leyendo esto iba pensando en detalles especiales que hacen que la Navidad sea aun mejor.
    Comparto muchos propósitos contigo y deseo que puedas cumplir todo lo que te has propuesto porque tiene una pintaza espectacular.
    🙂

  • Anónimo

    Precioso manifiesto! Me ha encantado! Algunas cosas ya las hacia y otras te las copio pq me han encantado. Este año yo también me propongo disfrutarlas con muchas ganas y que no pasen por encima como otros años!
    Gracias por ser tan inspiradora!
    Cristina

  • Acabo de descubrir tu blog y tus palabras me hacen quedarme, me han encantado! Un manifiesto precioso, de los q te hacen ver el verdadero sentido de la Navidad!!

  • Muy buenas ideas las que incluyes en tu manifiesto! Yo soy muy detallista y lo de envolver los regalos con esmero, cuidar los detalles de la mesa, arreglarme y disfrutar de las cenas, reuniones, quedadas, etc. son esenciales!!! Intentaré cumplir con el resto de cosas que propones!!
    Besos!
    Summer in Savannah

  • Pues qué te vamos a contar nosotros… Precisamente este año de cambios radicales y de empezar a vivir la vida que siempre hemos soñado, tu manifiesto ha sido casi como nuestro diario… Porque nos hemos propuesto disfrutar de cada momento, de cada detalle y, sobretodo, de la Navidad de verdad… Así que feliz navidad slow!!!

  • Precioso, precioso, precioso, me he emocionado y te aseguro que me has contagiado las ganas de vivir la Navidad como tu. Mil gracias por compartirlo. Besos.

  • Bravoooooooooo ole tu!!!! Es un ejemplazo de como vivir la navidad y a ser posible el resto del año!!!

    • Muchas gracias!!! Ahora a hacerlo y mantenerlo!! 🙂

  • Me ha encantado tu manifiesto y me ha aportado muchísimo para reflexionar. Espero que pases unos días fantásticos y saborees cada uno de esos momentos. Un beso

  • ohhhhhhhhhh, este manifesto va a hacer de estas las Navidades más maravillosas de tu vida sin duda!

    • Eso espero! Que sean las primeras de muchas. 🙂 un abrazo

  • Precioso post. Para nosotros la navidad es el mejor momento del año, dura un mes completo, pero lo disfrutamos día a día. Ahora con los pequeños es, si cabe, aun mejor. Es maravilloso poder demostrar todo lo que deseas hacer o decir el resto del año y a lo mejor no encuentras la forma o el momento idóneo. Vivirla a fondo es disfrutar de corazón, y me encanta tu manifiesto. Feliz puente ¡ya comienza la navidad! besines

    • Muchísimas gracias Emma! Que disfrutes mucho con tus peques. 🙂

  • vaya gran manifiesto!!!
    me ha encantado! te lo copio para que sea mi manifiesto estas navidades también!!
    la parte de la ropa y ponerse guapa me ha recordado a mi madre que siempre me ha dicho eso!jejejeje
    a disfrutar!
    un beso

  • Me encanta tu manifiesto, eso que estoy de bajon y odio la Navidad, pero intentaré seguir tus consejos….

    Feliz Navidad.

  • Que bonito.
    Que bonito tu manifiesto y que bonito como lo escribes.
    Y las fotos.
    Y los sentimientos.
    Y el ambiente que se respira.
    Ambiente navideño.

    Que todo salga genial y que tu manifiesto sirva para que estas Navidades sean las mejores de tu vida.

    Un beso

    María

  • Belen Hache

    Segun te leia iba transcribiendo a word el mio propio. Me encantan las listas. Los propositos (nuevos o reciclados) el reflexionar sobre lo vivido y sobre cómo lo quiero vivir. Gracias por este tiron de orejas navideño, justo a tiempo

  • Que madurez para tu edad! Te sigo hace un mes solamente pero me has enganchado. Bella por fuera y bella por dentro. Disfruta de tu nueva etapa. Cataluña es un buen sitio para vivir, no hagas caso de los tópicos, hay gente genial como en todas partes. Enhorabuena por la oportunidad profesional! Y muy feliz navidad!!!! Todos tendríamos que tener presente ese manifiesto en todas las ocasiones.

  • Pingback: Qué celebramos | June Lemon Jukebox

  • Pingback: Agendas bonitas para 2017 | June Lemon Jukebox