x

LA COLECCIÓN DE ANA

New in the jukebox

Fotos de los tesoros de Ana 
Un día, debatiendo las ganas locas que tenía de comprarme un plato muy bonito que había visto frente a la inutilidad de tener sólo uno, mi amiga Belén me contó la historia de la colección platos de Ana y me gustó tanto que le escribí para que la contara en sus propias palabras…
Empecé comprándome unos cubiertos en un viaje porque me encantaron y a partir de ahí pensé que sería divertido tener una cubertería compuesta por piezas de distintas partes del mundo y todas distintas entre sí. Así que cuando acabé con todos los cubiertos… ¡empecé con la vajilla! Tengo una colección enorme que almaceno para cuando tenga mi casita. Hay piezas de viajes, mercadillos, tiendas o regalos de amigos que se acuerdan de mí cuando recorren el mundo. Cuando me los compro yo, suelo escoger platos antiguos, con dibujos o lisos que me llaman la atención. También tengo piezas sueltas: una sopera, una fuente, una bandeja, una copa, una salsera… ¡¡Mi cuarto parece una alacena más que un dormitorio!! Lo que me más me gusta es que se que es una inversión útil, porque acabarán siendo una parte de mi día a día, hecha poquito a poco y con mucho mimo. 

Me ilusiona pensar que cuando tenga mi casa, podré poner una mesa bonita, divertida y muy mía que me llena de recuerdos y me alegrará la vista todos los días“. 
¿No os entran ganas de hacer lo mismo? ¡A mí sí! 
Ana es una estudiante de arquitectura en su último año enamorada del interiorismo, la cocina y las flores desde siempre. Escribe un blog llamado White Market Barcelona que espera que se convierta en un proyecto mucho más grande muy pronto y ha montado con varias amigas una empresita de cosas handmade y meriendas para niños. Mil gracias por compartir tu historia. 🙂
Ana 🙂 

8 comentarios

Escribe un comentario
  • Una historia genial, me encantan los platos antiguos, son una pasada. Me pasaré por su Blog 🙂
    Un beso

  • Una bonita historia! a echar un vistacillo por el blog! los platos son preciosos!

    Buen martes

  • Que bonita historia, eso nos pasa a más de una con los platos… voy a conocerla. Un abrazo

  • Justamente hoy he tenido un plato precioso en mis manos y he estado a punto de comprarmelo y al final me he dicho "que hago sólo con uno?" pero despues de leer esto me parece una idea super bonita

  • Pingback: Regalos. |