x

THE EYE OF THE TIGER

New in the jukebox

En India con mi amiga Bego en 2010. Foto de nuestro amigo Juan.
Llevo una temporada en la que no termino de levantar el vuelo. Padezco el único problema que puede tener una chica de veintitantos sin problemas: amor y desamor. Pero en una semana particularmente mala, tuve una revelación. Una tarde de lluvia en una sesión de autocompasión extreme en la que me convencía tumbada en el sofá y mirando al infinito de que mi vida acababa ahí y entonces, se me encendió una bombilla.
Bueno, Katy Perry me encendió la bombilla.
Por algún motivo inexplicable en el contexto de la situación, me apetecía escuchar Roar. Quizá porque mi amiga Nuria la pusiera tantas veces en la oficina y la tuviera metida en la cabeza. Ni idea. Fui a por los cascos y la busqué en Spotify. El ritmo empezó a fluir y comencé a fijarme en la letra… Fue ahí y entonces cuando de repente, me apeteció bailar. En vaqueros y camiseta, despeinada, descalza. Y en pleno trance me acordé de todas las cosas que aún me quedan por hacer:
Sacarme un máster en la London School of Economics, irme de mochilera por Tailandia, viajar a Santorini con mis amigas del Erasmus, aprender a hacer fotos en manual, ver el Himalaya, montar un chiringuito en Formentera, una semana de desparrame en Ibiza, mil noches bailando con Bea hasta que nos diera la gana, más roadtrips, ir a Las Vegas… Me acordé de que en mí reside the eye of the tiger y que eso es lo único que necesito para llevarme a cualquier parte.
Todos estos planes son mis motivaciones personales, cosas que quiero hacer por mí, para mí, que me ilusionan. Cosas que me hacen seguir sonriendo y bailando y emocionándome aunque sólo sea de pensarlas. Me hacen sentir orgullosa. Y aunque aún sigo echando de menos y lloro todos los días de lluvia, estoy tranquila porque a partir de ahora el mundo no se acaba hasta que yo no lo diga y porque el amor siempre triunfa. Y cuando volvamos a encontrarnos yo tendré mil historias que contar.
Así fue como, bailando descalza a Katy Perry, me sacudí la tristeza.
Espero que si alguien está en esa misma situación, pueda servirle de inspiración también. 🙂
p.d: he aprendido, haciendo hueco, sobre el amor, sobre los hombres y el mejor momento del día.

31 comentarios

Escribe un comentario
  • Ay, June!! ¿Si te digo que la energía que tramsites en el post me ha alegrado la mañana? Te queda muchísimo, bueno nos queda (que parece que sea mayor, y no!!), por vivir, por aprender, deshacer y experimentar. Me gustan las montañas rusas, los subidones, las bajadas de vértigo y sobre todo la incertidumbre de qué puede pasar hoy, mañana o el mes que viene. Soy anti vida planificada porque así soy feliz.

    Muchos besos!!

    pd: un día se irán las ranas para aparecer los Príncipes (sí, cuando aparece uno luego aparece otro por atrás, lo manda Murphy jajaja)

    • Claro que sí. Y mientras probamos y encontramos al chico que nos gusta, a disfrutar de la vida y de nosotras mismas, que también nos merecemos un huequito en nuestra vida. 🙂

      Un besote Anna

  • Nos duchará un elefante en la India y añadiremos una cosa más a nuestra lista interminable de planes felices. Feliz día reina! eres estupenda!

  • El post de hoy me ha encantado, un comienzo triste para un final feliz. Y el comentario de Rocío… "pá" comérsela! Con amigas así tienes que estar feliz!!!!
    Besos a las dos! Y arriba ese ánimo!

    • Me ha encantado!! aajajajajaja Esta misma tarde me voy al parque a probarlo. Un besazo!

  • El mejor amor es el que sentimos por uno mismo. Que esas ganas de vivir y volar no se te quiten nunca y, estoy segura, algún día encontrarás a alguién que vuele contigo. Cuesta encontrarlos, pero créeme que existen

    • Seguro que sí. Pero ahora tocaba centrarme en mí y dedicarme un tiempo… que al final estos son los mejores años para disfrutar de uno mismo. Muchísimas gracias

  • Qué linda que eres y qué post tan precioso! cuánta energía!! aprovéchala!

  • "A partir de ahora el mundo no se acaba hasta que yo no lo diga!"

    Quanta saggezza! Me lo voy a imprimir y ponerlo en todos lados!

  • Todos tenemos épocas… Espectativas demasiado altas q nos pone la sociedad quizás?
    Pero como tu dices somos gente inquieta y con todo un mundo por descubrir 😉
    Un beso guapa

  • no sabes cómo te entiendo! llevo un par de meses de caída en picado en mi caso por otro tipo de temas, no remonto ni para atrás

    Gracias por compartir este post!

    • Ánimo Haydeé!! Que lo conseguiremos y nos lo contaremos por aquí. 😉

  • Ainsss!! Qué romanticonas somos!! Pero cuando menos te lo esperas todo llega! Sólo tienes que relajarte, divertirte, ser paciente…! Hacer lo que realmente te apetece! Rodearte de los que te quieren de verdad y sonreir! Que nunca te falte la sonrisa! Lo conseguirás June!

    Feliz día!
    WomanToSantiago

    • Claro que sí! Eso hago cada día y ya estoy mucho mucho mejor. Muchas gracias Noelia!

  • Marina… pero qué mona eres!! Me ha encantado la reflexión de hoy. Claro que no se acaba el mundo por eso… arriba, a seguir bailando descalza con Katy Perry… y a seguir disfrutando de todos esos momentazos!! Beso!

  • Marina… anda que no te queda vida por delante y personas y momentos inolvidables que conocer y vivir!
    TOOODAS hemos pasado por momentos de desamor.
    El mes que viene hará 10 años que el chico con el que tenía planes de boda me dejó por OTRO, y el mes que viene hará 9 años que conocí al chico más especial y mejor del mundo.
    Si ahora me encontrara con el primero, le daría las gracias por haber desaparecido de mi vida porque gracias a eso, encontré lo que siempre he ido buscando.

    Bueno, mejor que no me lo encuentre porque igual en vez de darle las gracias, le escupo en un ojo (rencorosa que es una) 😛

    Yo me pasé un año viajando y encontrándome a mí misma, hasta que el amor me encontró a mí. Espero que me dure.
    Muackkkkk!

    • Soledad, eres una campeona! Cómo me alegro de que encontraras al final aún chico que te quería como te mereces. Ya me contarás algún día de tus viajes de reencuentro. Me encantaría.

      Un abrazo de oso

  • El amor es la enfermedad más antigua del mundo…y te puedo asegurar que en esta materia la vida da taaaaaantas vueltas. Mientras tanto bailemos al son de Katy Perry…o de Mecano. Lo importante es bailar y sacudirnos la tristeza, que no se le ocurra pegarse a nuestros huesos en plan lapa 😉

    Besos desde Strending

  • Marta

    He descubierto tu blog hace tres días y no hago otra cosa que leer tus posts cual droga dura. Me recuerdas mogollón a mí con tu edad ..tengo 28 tampoco soy tan viejuna 😉 ,..y sólo quería decirte que lo estás haciendo muy bien. Baila por tí, lee por tí, vístete por tí, lucha por tí. Tienes que quererte como loca,..y cuando menos te lo esperes volverás a estar enamorada..y serás la mejor versión de tí misma.

    Te lo prometo.
    un abrazo enorme

    Marta

    • Ay, Marta, muchísimas gracias por tus palabras. Ojalá sea verdad! 🙂

  • En mi época de juventud Dancing in the dark terminaba con todos los fantasmas. Prueba si se te raya el vinilo {jjjj} de Katy…
    Cuando las canas te pinten, como a mí {jjjjdenuevo} te parecerá que bailaste más de la cuenta. Pero pensarás eso de…"que me quiten lo bailao" :0)
    Ánimo…te esperan un par de sueños cumplidos.

  • Rocío es más buena que el pan. 🙂 Muchas gracias!!

  • Hace unos días que te sigo más activamente por instagram y hoy he entrado a visitar tu blog para encontrarme con esta entrada que me ha hecho sentirme muy identificada. No con mi vida de ahora, pero con la de hace unos años… Disfruta, baila, viaja, ríe, aprende… ganas e inquietudes no te faltan, y cuando llegue, que lo hará seguro, tendrás muchísimo que compartir. Carpe Diem!

  • herecomesthesun

    Gracias por lo que escribes! Tienes ese don especial. Aqui te dejo algo que me emocionó en su día: "El ’69 fue particularmente duro para George. Lo habían arrestado por posesión de mariguana, renunció brevemente a los Beatles durante las sesiones del Get Back, le extirparon las amígdalas… En medio del hartazgo, un día largó todo y fue a visitar a su amigo Clapton, en Hurtwood. Paseando por el jardín de Eric, le llegó esa especie de revelación después de que escampó la lluvia: “Ya pasé lo difícil, vienen los buenos tiempos”, le pidió una guitarra acústica a Eric y empezó a componer la rola. El tema es tal cual, un rayo de esperanza, luz hecha música, de esa forma que sólo George Harrison podía hacerlo"

    Ojalá nos enseñasen a desechar eso que nos hace daño y no tener miedo a dejar ir…
    Un beso enorme!