x

SOBRE LA FELICIDAD

New in the jukebox

Foto de Jackie Kennedy con su hija Caroline en 1959 realizada por Mark Shaw

He intentando con toda mi buena intención traducir este texto del psicólogo Hugh Mackcay pero el texto es demasiado complejo y no creo que pueda hacerle una justicia literal, así que prefiero transcribir con las mías propias el mensaje de Mr. Mackay. 🙂 

Actualmente nos en la idea de que la felicidad es el estado emocional por defecto del ser humano, el normal, en el que nos debemos encontrar siempre, al que regresamos regularmente. Este concepto es basura a ojos del sociólogo, basura.  Es el concepto Plenitud es el que debería ocupar el lugar de la Felicidad en el sentido de nuestras vidas. La plenitud. La comunión con uno mismo, la tolerancia. La plenitud consiste en hacerse fuerte a través de la superación de situaciones de tristeza, de sufrimiento, de decepción, de frustración, de fracaso. Son todas esas malas experiencias las que forjan nuestro carácter, las que nos conforman y nos hacen quienes somos. 
Constantemente se oye que el dolor nos hace fuertes pero al mismo tiempo, en cuanto confesamos estar tristes, cuando sentimos ese dolor, el mensaje es: “¡Venga, anímate! ¡Levántate! ¡Sonríe, pasa página!“. ¡No! Si no eres feliz las 24 horas, los 365 días a la semana, no pasa nada. No siempre estamos bien ni hay que estarlo. Actualmente existe una fobia a la tristeza, es un estigma, un tabú. No se puede estar triste, todo tiene que ser happy cuando en realidad estar triste no tiene que ser algo negativo. Significa que estás trabajando en algo, superando algo, atravesándolo. Cuando aprendes a vivir con el fracaso y la frustración con optimismo y dignidad, con tranquilidad, no es felicidad lo que te invade, es plenitud
Plenitud. 

7 comentarios

Escribe un comentario
  • totalmente de acuerdo, la felicidad para mi son momentos, no estados. son pequeñas cosas que te van ocurriendo y provocan una sensacion agradable. la angustia por ser feliz se come toda tu energia 😉

    besote!

  • ¡Muy cierto! No se trata de evitar la tristeza, la ira, o cualquier otra emoción que consideramos "negativa". La clave es observar qué pasa en nosotros cuando nos sentimos así, explorar lo que nos ocurre con curiosidad, aprender de ello, sin tratar de evitarlo. Así nos damos cuenta de que todo tipo de emoción es algo pasajero, y desde ese estado de calma y de lucidez, podemos reaccionar y actuar sin que sean esas emociones las que nos muevan.

  • Reconfortantes palabras de H.M., y las tuyas llegan de verdad. Gracias 🙂

  • He llegado aquí por el post que has hecho hoy (22/10), me ha encantado este post. Yo estoy atravesando un momento un poco complicado, pero intento ir sacando lo positivo de cada día para llegar a esta plenitud de la que nos hablas. Muchas gracias Marina, me ha gustado muchisimo llegar a leer esto 🙂 Totalmente cierto! Hay días de todo 😉

  • Me gusta la idea de cambiar felicidad por plenitud… Me estaré haciendo grande?! 🙂