x

TRAVEL WEEK: AUSTRALIA

New in the jukebox

Foto de Uranita

 

La semana pasada volví de uno de los viajes másimpresionantes de mi vida. Por eso he querido inaugurar la Travel Week de este
año con la crónica de esta aventura tan brutal. Aprovechando que es
verano y que siempre se hace alguna escapadita… ¿por qué no hablar toda esta
semana de viajes?
¡Aquí va mi historia! Espero que os guste 🙂

Australia está de España literalmente, ¡en el fin del mapa! El viaje surgió porque cuatro amigas habían ido a Sydney a estudiar y trabajar durante seis meses, así que otras cuatro decidimos sacarnos un billete y pasar con ellas los últimos 15 días de su experiencia y volvernos después todas juntas.
El primer día estuvimos en Sydney. Cogimos un ferry desde el
que vimos toda la bahía, con sus rascacielos y la Ópera (que me pareció yo no
se si por la emoción y la adrenalina de verme en Australia) uno de los
edificios más impresionantes que he visto en mi vida. Lo mejor del día fue
tomarnos un vinito al atardecer en la terraza del Opera House viendo la bahía y
la ópera enfrente. Si vais, hacer esto es obligatorio. :___)

 

 

Dos días más tarde y con todo preparado, cogimos las ocho un
avión a Brisbane donde alquilamos unas Wicked Vans, unas caravanas típicas para
roadtrips que están grafiteadas por fuera con mil dibujos diferentes. Cuando llegamos no
cabíamos en nosotras de las ganas de empezar y de lo molón que parecía el plan…
hasta que vimos las furgonetas. Eran del año de la polka y una de ellas (en la
que iba yo) no tenía dirección asistida. El panorama eran 1.600 kilómetros,
por carreteras secundarias esquivando wallabies y sin dirección asistida… Pero ahí que nos fuimos, con un par.

 

Peeeeero a diez minutos de incorporarnos a la autopista de
Brisbane… nuestra Wicked se apaga (en marcha, en la autopista) y empieza a
salir humo de dentro. A mí casi me da un paro cardiaco pero ahí no se movió ni
un alma. Con muchísima calma que no se de dónde nos sacamos le indicamos a la
que conducía que se apartara a un
ladito de la salida del túnel. Menos mal que en menos de cinco minutos apareció
una grúa con un hombre muy simpático que se llamaba Donald y que nos llevó a
una zona segura. Aún así (una vez en la grúa de Donald) tuvimos fuerzas para
hacernos unas fotos de coña jeje.

Después vinieron los de Wicked Vans a traernos
una de repuesto del mismo pelaje que las anteriores y ahí nos debió salir toda la histeria y la furia que contuvimos cuando nos quedamos en mitad de la
autopista, porque reanudamos el viaje con dos Wicked vans premium, automáticas
y en estupendas condiciones. 🙂 Al final perdimos un día, pero lo agradecimos todo el viaje.

Foto de Marta Benjumea
^^^En esas tiendas de campaña dormíamos todas todos los días: nos llovió, nos hizo
un viento que te mueres, calor… y nos partimos de risa todas las noches (y sí, nos paseamos por toda Australia con una pegatina que decía “i’m a little wanker“) ^^^
La siguiente parada fue Fraser Island, la isla de arena más
grande del mundo y uno de los sitios más impresionantes que he visto en toda mi
vida. Por favor, si tenéis ocasión, ¡¡id!! Es un desfase. Allí alquilamos un 4×4
para las 8 en el que recorrimos la isla, vimos dingos, tortugas, bosques
tropicales, un barco hundido y lo mejor, condujimos por la playa sin parar, que
es la autopista de allí, desértica.

 

Después volvimos a nuestras caravanas hacia la siguiente
parada y quizá la más impresionante de todas (¡y eso es decir muchísimo!): tres
días en un velero por la Whitsunday Islands.
¡Pero mañana os lo cuento que si no se os va a hacer eterno!
Un besote,
June
p.d: la Travel Week del año pasado
p.d 2: todas las fotos son mías salvo las acreditadas en el pie de foto.

16 comentarios

Escribe un comentario
  • Anónimo

    Me muero de la envidia!!!!
    Carlota

  • Una experiencia única!! que paisajes tan maravillosos. Me encanta la Opera de Sidney, es uno de los mejores ejemplos de arquitectura.
    Estoy ansiosa por leer los próximos capítulos.
    Un beso

  • ¡Qué pasada de viaje, tocaya! ¡Un besote!

  • QUÉ GUAY!!! no tengo palabras June 😉 UNA PASADA LAS FOTOS!!! ya hice ese viaje con novio allá en el 2007 y es una pasada aunque con AMIGAS tiene que ser la caña..CONGRATULATIONS por este súper blog!

  • QUÉ GUAY!!! no tengo palabras June 😉 UNA PASADA LAS FOTOS!!! ya hice ese viaje con novio allá en el 2007 y es una pasada aunque con AMIGAS tiene que ser la caña..CONGRATULATIONS por este súper blog!

  • Cada vez me sorprendo mas de las coincidencias de la vida, tambien soy blogger, el titulo de mi blog tambien tiene que ver con el limon y tambien he estado en australia este verano… jajaja
    Seguro que lo pasasteis fenomenal, es un lugar maravilloso
    Mil besos, maca

    http://bitoflemon.blogspot.com

  • 😀 yo tmb he estado allí este verano (en Agosto) y de viaje de novios…es impresionante Australia, tambien hicimos la costa del queensland, pero al revés, de cairns a brisbane…que pasada…me has hecho recordar 🙂 saludos desde Roma

  • Pingback: Un finde en Asturias | June Lemon Jukebox