x

AMY W.

Como ya todos sabemos Amy Winehouse falleció en Londres el pasado sábado. Hoy leyendo el periódico he visto que ponían que “Amy murió sola en su casa” y no hay nada de glamuroso en eso. Vivimos en una sociedad mitómana que condena y señala con el dedo hasta que se cruza en umbral de la vida y todo son alabanzas y homenajes pesados en dólares. Demos a las cosas su justo valor y bajémonos de la vorágine informativa un segundo. Era autodestructiva, inestable, muy frágil, solitaria y genial. Y murió sola en casa, en silencio, agotada, “me voy a descansar un rato” – dijo.

Si te paras a pensarlo un minuto, es una desgracia corriente, visceral, humana. Lejos del mito, una verdadera pena.