x

EL CISNE NEGRO




Hoy he visto el Cisne Negro y solo puedo decir que es incapaz de dejar indiferente. La metamorfosis tan clara y palpable a través de un vestuario, maquillaje, danza y música absolutamente inmejorables la convierten en una obra toalmente sobrecogedora, potente y corrosiva. Apuesto a que el misterioso, poderoso, lujurioso, elegante y provocador disfraz de cisne negro será la idea para más de una fiesta de disfraces o Halloween a partir de ahora…Y no es para menos. ¿O acaso no tenemos todos una lucha interna entre nuestro cisne y blanco y negro que nos frena y seduce?

Qué mejor forma de dejarlos salir que con la teatralidad implícita del disfraz que nos reafirma y exculpa en nuestras acciones al mismo tiempo…