x

El Niágara en bicicleta

Últimamente estoy escuchando mucha música caribeña y entre ellos y desde siempre, he profundizado en la música de Jua Luis Guerra y en su fusión de ritmos caribeños y africanos. Basta escuchar Ojalá que llueva café para alegrarte el día.

En los 90 presentó la canción de El costo a la vida, que es una de mis preferidas, por la que recibió muchas críticas por denunciar una situación de pobreza dominicana que él nunca había vivido por ser de una familia acomodada. Personalmente creo, que pese a que él no hubiera sufrido en primer persona esas penurias, tiene todo el derecho del mudo a cantarlas. Al final es tan dominicano como los demás. Él con sus canciones es un altavoz al mundo haciéndonos conocedores de que no toda la República Dominicana se reduce a Punta Cana. A veces la crítica termina tirando piedras sobre nuestro propio tejado pero en cualquier caso, la polémica despertó aún más curiosidad por la canción difundiendo el mensaje.

Qué grande Juan Luis.